Se posterga reunión de Unasur sobre Venezuela y crecen críticas a EE UU

Tuit de Ricardo Patiño este miércoles acerca de la situación en Venezuela. (@RicardoPatinoEC)
Tuit de Ricardo Patiño este miércoles acerca de la situación en Venezuela. (@RicardoPatinoEC)

(EFE).- Las sanciones y otras medidas anunciadas por EE UU con relación a Venezuela produjeron este miércoles una catarata de reacciones en contra en América Latina, aunque la mayoría de los Gobiernos guarda silencio y se postergó una reunión ministerial de Unasur para tratar este asunto que caldea los ánimos regionales. La reunión extraordinaria de cancilleres fue anunciada el martes por la noche por el presidente de Ecuador, Rafael Correa, a pesar de que iba a tener lugar el jueves en Uruguay, país a cargo de la presidencia de turno de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

El Gobierno uruguayo llegó a informar hoy de la celebración de la reunión en un comunicado, pero la mención a ese asunto fue retirada del texto poco después, al tiempo que desde Brasil una fuente oficial confirmó a Efe que la cita se postergó sin fecha, aunque no precisó los motivos.

El mismo comunicado uruguayo anunció que fue llamado a la Cancillería el embajador venezolano, Julio Chirino, para hacerle saber el "malestar" del Gobierno de Tabaré Vázquez con unas declaraciones del presidente Nicolás Maduro en las que criticó, sin mencionar su nombre, al vicepresidente uruguayo, Raúl Sendic.

El Gobierno venezolano no se ha pronunciado sobre el malestar uruguayo, pero sí llegó a confirmar la presencia de su canciller, Delcy Rodríguez, en la reunión de Montevideo.

Lo mismo ocurrió con otros cancilleres como los de Argentina, Héctor Timerman, y Ecuador, Ricardo Patiño, quien incluso tuiteó: "Cancilleres de UNASUR nos reuniremos mañana en Montevideo para analizar decisión de Obama sobre Venezuela. La cuna del Libertador se respeta".

En unas declaraciones a Telesur, Patiño además expresó su "preocupación", porque "cuando se declara una amenaza a Estados Unidos, este suele ser el punto después del cual se generan agresiones".

La Presidencia del Parlamento del Mercosur, con sede en Montevideo, manifestó hoy su "más enérgico y categórico rechazo" a las sanciones aprobadas por EE UU contra funcionarios venezolanos por representar "una amenaza real de agresión a la soberanía, la paz y la estabilidad democrática de este país suramericano y, por ende, del Mercosur".

Patiño expresó su "preocupación", porque "cuando se declara una amenaza a Estados Unidos, este suele ser el punto después del cual se generan agresiones

Las medidas de EE UU "constituyen en sí mismas un peligro de una intervención armada contra Venezuela, lo cual debe activar una alerta nacional e internacional", agrega el texto de la Presidencia del Parlasur, encabezada por el legislador oficialista venezolano Saúl Ortega.

También desde Montevideo, el secretario general de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), el argentino Carlos Álvarez, emitió hoy un comunicado en el que se solidariza "con el pueblo venezolano" y con su "legítimo Gobierno" y rechaza la "inaceptable" declaración de Estados Unidos referida a Venezuela.

A su juicio, "el mundo sabe que ningún país de América Latina representa una amenaza para la paz".

En Quito, diplomáticos de Cuba, Bolivia y Nicaragua, así como la embajadora de Venezuela en Ecuador, Carol Delgado, rechazaron el decreto ejecutivo del presidente estadounidense, Barak Obama, y lo calificaron de "injerencia".

El embajador cubano en Ecuador, Jorge Rodríguez, subrayó que en este caso "el agresor no es Venezuela; la víctima es Venezuela" y aseveró que ese país no representa amenaza alguna para EEUU.

Según la orden ejecutiva emitida por el presidente Barack Obama este lunes, se trata de una medida en respuesta a "la erosión de garantías de derechos humanos por parte del Gobierno de Venezuela" y la "persecución de oponentes políticos".

El Gobierno venezolano respondió a esa medida llamando a consultas a su encargado de negocios en Washington y anunciando una ofensiva diplomática para denunciar la "injerencia" estadounidense.

Días antes el Ejecutivo de Nicolás Maduro había tomado una serie de medidas en "reciprocidad", como imponer visa a los estadounidenses que quieran visitar Venezuela, prohibir la entrada a un grupo de políticos de ese país y reducir el número de diplomáticos autorizados en la embajada de EE UU en Caracas.

El conflicto entre ambos Gobiernos ha ido subiendo de tono desde la detención en febrero pasado del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, acusado de estar implicado en un plan golpista

El conflicto entre ambos Gobiernos, que no tienen relaciones a nivel de embajadores desde 2010, ha ido subiendo de tono desde la detención en febrero pasado del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, acusado de estar implicado en un plan golpista que, según Maduro, fue orquestado en EEUU, lo cual ha sido negado reiteradamente por portavoces oficiales estadounidenses.

La vicepresidenta y canciller panameña, Isabel de Saint Malo de Alvarado, dijo hoy que la Cumbre de las Américas que reunirá a 35 jefes de Estado y de Gobierno el 10 y 11 de abril en Panamá puede ser el espacio propicio para que países como Venezuela y EE UU aborden sus relaciones.

"Esperamos que la cumbre sea un espacio de diálogo, un espacio de entendimiento donde procuremos, a través de las discusiones, los espacios necesarios para trabajar las diferencias que puedan surgir", afirmó De Saint Malo de Alvarado.

"Panamá siempre estará allí para aportar sus buenos oficios en procura de una solución pacífica por la vía del diálogo de las dificultades y los conflictos", señaló la canciller.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4