El presidente de Costa Rica asegura que no deportará a los cubanos

Solís pide a los migrantes que no crucen su frontera hasta no hallar una solución al problema actual

Luis Guillermo Solís, presidente de Costa Rica, envió este miércoles un mensaje de tranquilidad para los casi 6.000 migrantes cubanos que se encuentran en su país, después de que el pasado 15 de noviembre Nicaragua les cerrara el paso al Norte.

A través de un  vídeo de poco más de ocho minutos, el presidente garantizó que nadie será devuelto a la Isla contra su voluntad. "Sé que ustedes tienen preocupaciones de que el Gobierno de Costa Rica pueda negociar un regreso de ustedes a Cuba. Eso no va a ocurrir, eso no lo voy a hacer", enfatizó Solís. "No se negociará con el proyecto de vida de ninguna persona que esté migrante en nuestro país. La única razón por la cual una persona es deportada en Costa Rica es por haber cometido crímenes, y eso no lo establece la mala fe, sino la ley", explicó.

El mandatario, además, exhortó a los cubanos que se encuentran en otros países a la espera de cruzar la frontera costarricense a no hacerlo hasta no encontrar una solución para los casi 6.000 migrantes que alberga ahora Costa Rica, argumentando: "Si esto no ocurre y se continúan aglomerando migrantes en territorio costarricense, vamos a tener una doble preocupación: la que ya tenemos, por atenderles bien, y la que tendríamos con la dificultad de atender en igualdad de condiciones a sus hermanos y hermanas que vienen de camino".

Antes, Solís se quejó de la actitud de sus vecinos centroamericanos respecto a la crisis migratoria producida por la afluencia masiva de cubanos que, desde Ecuador, intentan llegar al Norte. "Al igual que ustedes, me siento muy decepcionado de que tanto Guatemala como Belice les hayan negado el paso por su territorio para llegar a México y de allí seguir su destino hasta los Estados Unidos", dijo al inicio de su mensaje. Y más adelante: "Ha sido lamentable, ciertamente, que el Gobierno de Nicaragua, en una acción que todavía me resulta inentendible, también les haya negado paso por su territorio", en una actitud que, opinó, "lesiona el espíritu de integración y de fraternidad centroamericana".

Después de elogiar el comportamiento "ejemplar" de los cubanos desde que empezó la crisis, el presidente les pidió "que continúen así". "Ningún Gobierno de América Latina les va a prestar más atención por que bloqueen una calle o se salgan de los albergues donde tienen que estar", dijo.

Solís terminó su mensaje reiterando "con todo el corazón que no les vamos a dejar solos", sincerándose: "Se los transmito desde el corazón de un hombre cuya familia también fue migrante, porque mi bisabuela y mi abuela vinieron de Jamaica en un éxodo parecido al de ustedes. Lo mío no solamente es política, pero tiene que serlo por el cargo que ejerzo. También es humanidad".

El presidente costarricense iniciará el 13 de diciembre una visita oficial a Cuba, donde tratará el tema de los migrantes con el presidente Raúl Castro.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8