Más de mil refugiados, alojados en un buque en la isla griega de Kos

(EFE).- Más de mil refugiados sirios que esperan poder salir de la isla griega de Kos, en el mar Egeo, han sido alojados en un buque fletado por el Gobierno para ayudar a las autoridades locales, desbordadas por la creciente llegada de indocumentados.

Según datos de la Guardia Costera, al menos 1.166 personas han subido a bordo del Eleftheros Venizelos, con capacidad de hasta 2.500 personas, donde está previsto que se alojen de manera temporal durante quince días, cuando puede que sea sustituido por otro buque.

El embarque empezó en la madrugada del domingo entre grandes medidas de seguridad debido a las tensiones que ha ocasionado que solo se permita la entrada a refugiados de Siria.

Además de los sirios, se hospedan algunos miembros de las organizaciones no gubernamentales que les asisten y policías.

Este hecho ha generado altercados entre personas de otras nacionalidades, principalmente de Pakistán, Afganistán e Irán, que el sábado se lanzaron piedras ante la comisaría de policía donde esperaban para registrarse.

Las autoridades y servicios locales están desbordados ante las llegadas diarias de cientos de personas, que arriban en embarcaciones debido a su proximidad con la costa de Turquía

El alcalde de Kos, Yorgos Kyritsis, ha solicitado al ministro adjunto de Protección Ciudadana, Yanis Panusis, que el registro de todos los refugiados e inmigrantes independientemente de su nacionalidad se lleve a cabo en el interior del Eleftheros Venizelos y no en la comisaría de la isla, en el centro de la ciudad.

Además ha pedido que las fuerzas especiales de la policía permanezcan en la isla hasta que la situación se normalice.

Las autoridades y servicios locales están desbordados ante las llegadas diarias de cientos de personas, que arriban en embarcaciones debido a su proximidad con la costa de Turquía.

La mayoría de los refugiados pretende conseguir los documentos de viaje que les permitan llegar hasta Grecia continental y seguir su camino hacia los países del centro y norte de Europa.

Algunos de ellos deben pasar antes por ciudades como Atenas, donde muchas veces se enfrentan a la dificultad de encontrar un lugar donde alojarse.

Ayer se completó el traslado de unas 170 personas a un centro de recepción temporal construido en la capital griega, después de que hayan vivido varias semanas en un campamento improvisado en un parque del centro de la ciudad, que carecía de todas las condiciones básicas de habitabilidad.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1