El régimen y la oposición de Siria empiezan las negociaciones sin solución a la vista

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura (d), y el jefe humanitario de Naciones Unidas, Stephen O'Brien, durante una rueda de prensa celebrada en Ginebra, Suiza, este 9 de septiembre de 2016 . (EFE)
El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura (d), y el jefe humanitario de Naciones Unidas, Stephen O'Brien, durante una rueda de prensa celebrada en Ginebra, en septiembre de 2016 . (EFE)

(EFE).- La nueva ronda de negociaciones de paz sobre el conflicto sirio comenzó este jueves en Ginebra con el encuentro entre la delegación gubernamental y Staffan de Mistura, mediador de la ONU, que auspicia el diálogo.

El embajador sirio ante la ONU en Nueva York, Bachar al Yafari, es una vez más el jefe de la delegación gubernamental y fue el primero en llegar al Palacio de las Naciones Unidas, donde se realiza el proceso diplomático, para reunirse de forma bilateral con de Mistura.

Yafari ha sido el jefe de delegación en las anteriores rondas de negociación, la última de las cuales se truncó el pasado abril por las constantes violaciones al alto el fuego sobre el terreno.

Tras la reunión con los delegados del régimen, que duró poco menos de una hora, se espera que el mediador se reúna con los de la oposición, unida de nuevo entorno a la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), esta vez compuesta en un 50 por ciento por facciones armadas.

Más presencia de grupos armados era una de las reivindicaciones gubernamentales, dado que el régimen acusó en el pasado a la CSN de no tener legitimidad para negociar, al estar compuesta fundamentalmente de políticos exiliados sin lazos con la realidad del país.

En rueda de prensa, De Mistura alabó la nueva composición de la CSN arguyendo que la mayor representatividad de grupos armados evitará dilaciones injustificadas por parte de la delegación gubernamental.

Más presencia de grupos armados era una de las reivindicaciones gubernamentales, dado que el régimen acusó en el pasado a la CSN de no tener legitimidad para negociar

En esta nueva ronda que comienzaeste jueves, encabezará la delegación de la oposición el médico Naser Hariri, contará con Alice Mufarrej, como vicepresidenta y con Mohamed Sabra como el jefe negociador.

Según también adelantó ayer el enviado especial, tras las dos reuniones bilaterales de esta mañana, por la tarde habrá algún tipo de ceremonia en la que participarán representantes del Grupo Internacional de Apoyo a Siria -ISSG, formada por países con influencia e interés en el conflicto- para demostrar el compromiso de la comunidad internacional con la paz.

De Mistura declinó especificar el formato de este encuentro, así como delinear la forma en que las negociaciones se llevarán a cabo, si de forma indirecta, como en las tres rondas de 2016, o si abogará por intentar reunir a las partes en liza en una misma mesa.

El enviado especial asumió que la situación es muy distinta ahora en 2017 que en 2016, dado que por un lado hace un año los países con más influencia sobre los beligerantes eran Rusia y Estados Unidos y por lo tanto eran los que establecieron el alto el fuego que dio pie al diálogo, y ahora Washington ha desaparecido de la primera línea y ha sido substituido por Ankara y Teherán.

Además, sobre el terreno la situación también es muy distinta, tras la toma de Alepo por parte del régimen el pasado diciembre, que dejó a la oposición muy debilitada y controlando simplemente el 13% del territorio.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0