A pesar de la resistencia del Gobierno de Maduro la OEA inicia sesión sobre Venezuela

Un grupo de 14 países de la OEA urge a Nicolás Maduro a que programe un calendario electoral y que libere a los presos políticos. (EFE)
La sesión se inicio dos horas más tarde de lo previsto, después de que Venezuela, con el apoyo de Bolivia y Nicaragua, tratara de impedir la celebración. (EFE)

(EFE).- La Organización de Estados Americanos (OEA) inició este martes su sesión sobre Venezuela gracias al apoyo de 20 de los 34 países miembros al único punto del orden del día, la consideración de la situación en el país suramericano, al que se opusieron 11 naciones.

La sesión se inicio dos horas más tarde de lo previsto, después de que Venezuela, con el apoyo de Bolivia y Nicaragua, tratara de impedir la celebración alegando que la reunión viola el principio de "no intervención en los asuntos internos de los Estados miembros".

Para celebrar la sesión eran necesarios 18 votos y hubo 20, ya que Belice y Guyana se sumaron a los 18 países que habían solicitado la sesión: Canadá, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, Barbados, Bahamas, Santa Lucía y Jamaica.

El nuevo embajador de Venezuela ante la OEA y viceministro para América del Norte, Samuel Moncada, pidió la palabra tras la votación y declaró la sesión "una flagrante violación de los principios de la organización"

Se abstuvieron Antigua y Barbuda y Trinidad y Tobago y hubo una ausencia, la de Granada.

El nuevo embajador de Venezuela ante la OEA y viceministro para América del Norte, Samuel Moncada, pidió la palabra tras la votación y declaró la sesión "una flagrante violación de los principios de la organización".

"Todo lo que ocurra se hace contra nuestra voluntad, lo combatiremos donde sea necesario", prometió.

Moncada, nombrado este lunes para su cargo en la OEA, pidió no celebrar la sesión inmediatamente después de que la presidencia de turno del Consejo, que ostenta hasta el día 31 Belice, saludara a los embajadores y presentara la reunión.

Se abstuvieron Antigua y Barbuda y Trinidad y Tobago y hubo una ausencia, la de Granada

Su argumento es que es un "acto grotesco de presión" y tiene "carácter intervencionista", además de que "viola" el artículo 1 de la Carta de la OEA, que indica que ninguna de sus disposiciones autoriza a la organización "a intervenir en asuntos de la jurisdicción interna de los Estados miembros".

Tras un farragoso debate sobre la legalidad de la reunión entre quienes se oponían a celebrarla y quienes la convocaron, el responsable de Asuntos Jurídicos de la OEA, Jean Michel Arrighi, aclaró que "los Estados tienen derecho a plantearle al Consejo Permanente los temas que deseen".

Acto seguido se votó y se inició una reunión en la que se espera un debate abierto sobre la situación en Venezuela y, si se reúnen los apoyos, una declaración que pide que la OEA siga "examinando distintas opciones para lograr el restablecimiento de la normalidad democrática dentro del marco constitucional venezolano".


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8