El responsable del bufete promete costear la repatriación de las cubanas asesinadas en Madrid

Elisa Consuegra Gálvez y Maritza Osorio Riverón, las cubanas asesinadas en España. (El Español)
Elisa Consuegra Gálvez y Maritza Osorio Riverón, las cubanas asesinadas en España. (El Español)

El responsable del bufete de abogados de Madrid en el que fueron asesinadas dos mujeres cubanas el pasado jueves ha asegurado a la prensa española que se hará cargo del costo de la repatriación de los cadáveres a la Isla. Víctor Joel Salas Coveñas explicó este lunes al diario ABC que este proceso rondará entre los 8.000 y 12.000 euros. "Tengo que afrontar mi responsabilidad y no voy a dejar desamparadas a esas familias", dijo el letrado y afirmó que irá al Consulado para que agilicen los trámites y los allegados de las víctimas puedan viajar a España.

En el ataque del bufete Euroasia perdieron la vida tres personas: las dos empleadas, Maritza Osorio Riverón y Elisa Consuegra Gálvez, y un cliente que había acudido a recoger unos documentos, Jhon Pepe Castillo. Tras el crimen, el asesino generó un incendio con gasolina que quemó parcialmente los cuerpos.

Las investigaciones policiales están siguiendo distintas líneas y no descartan un ajuste de cuentas derivado de su ejercicio como abogado

Las investigaciones policiales, sostiene ABC, apuntan a que el objetivo de los asesinos era Salas, que en ese momento no se encontraba en el despacho y que ahora cuenta con protección policial. Los agentes están siguiendo distintas líneas de investigación y no descartan un ajuste de cuentas derivado de su ejercicio como abogado en Madrid o alguna deuda pendiente.

El abogado peruano, de 37 años, aseguró al diario que se siente muy intranquilo y niega que se casara con Consuegra para legalizar su situación en España. "Lo nuestro no fue un matrimonio de conveniencia; nos separamos por motivos personales", agregó.

Elisa Consuegra Gálvez tenía 33 años y había estudiado derecho en La Habana. Acababa de homologar su título en España. La otra víctima, Maritza Osorio Riverón, de 46 años, era natural de Holguín, hacía las labores de secretaria y se encargaba de la limpieza del bufete. El ecuatoriano Jhon Pepe Castillo tenía 43 años.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11