La reapertura de embajadas centrará la segunda ronda de diálogo Cuba-EE UU

Espera ante la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana para conseguir el visado. (AFP / Yamil Lage)
Espera ante la actual Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana para conseguir el visado. (AFP / Yamil Lage)

(EFE).- La reapertura de embajadas centrará la segunda ronda de diálogo entre Estados Unidos y Cuba que tendrá lugar en la sede del Departamento de Estado en Washington el 27 de febrero.

"Las conversaciones se centrarán en asuntos relacionados con la reapertura de las embajadas, incluyendo las funciones de los diplomáticos en nuestros respectivos países", explicó el Departamento de Estado en una nota.

"Una embajada de Estados Unidos en La Habana nos permitiría promover nuestros intereses y valores de manera más efectiva, y aumentaría nuestro compromiso con el pueblo de Cuba", añade el comunicado.

Esta será la segunda de ronda de negociaciones entre EE UU y Cuba desde el inicio, en diciembre pasado, del histórico proceso para reanudar las relaciones diplomáticas bilaterales, después de las reuniones mantenidas a finales de enero en La Habana.

La delegación de Cuba volverá a estar encabezada por la directora para Estados Unidos de la Cancillería de Cuba, Josefina Vidal, mientras que la secretaria de Estado adjunta de EE UU para Latinoamérica, Roberta Jacobson, liderará de nuevo la representación de Washington.

Los pasados 21 y 22 de enero, las delegaciones de ambos países reunidas en La Habana trazaron una hoja de ruta para retomar las relaciones bilaterales, que en su etapa inicial tiene la reapertura de embajadas como uno de los principales objetivos.

Jacobson subrayó entonces que las negociaciones serán un proceso largo y complejo, dadas las "profundas diferencias" bilaterales, pero confió en que eso no obstaculice el restablecimiento de lazos diplomáticos, rotos desde 1961.

Durante su primer encuentro en Cuba, las delegaciones de ambos países intercambiaron propuestas sobre las cuotas de personal diplomático de las embajadas y el tipo de acreditación que tendrá el resto de personal de la misión.

Para el Gobierno cubano, es esencial que Estados Unidos elimine el embargo sobre la isla -algo que solo puede hacer el Congreso estadounidense- y que Cuba salga de la lista de países patrocinadores del terrorismo que elabora el Departamento de Estado.

Otro de los puntos de fricción frecuente entre ambos países es el tema de los derechos humanos, un asunto que, según Jacobson, fue abordado en la reunión de enero porque "va a ser fundamental" en la normalización de relaciones; aunque Vidal negó que esa cuestión saliera a la luz en las conversaciones.

Mientras, el Gobierno de Barack Obama ha comenzado a dar pasos para la apertura a Cuba y el recientemente anunció que autorizará las importaciones de algunos bienes y servicios del sector privado de Cuba, aunque con importantes excepciones.

Además, en enero, Estados Unidos anunció la suavización de las sanciones que limitaban los viajes de estadounidenses y prohibían intercambios de bienes y capital con Cuba, lo que permite, entre otras cosas, el uso de tarjetas de crédito estadounidenses en ese país.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5