Ucrania acusa a los rebeldes prorrusos del derribo del avión con 295 pasajeros

Tuit de Malaysia Airlines
Tuit de Malaysia Airlines

(Con información de agencias).- Un avión de pasajeros Boeing-777 de la aerolínea Malaysian Airlines se ha estrellado este jueves en el este de Ucrania, con 295 personas a bordo, 280 pasajeros y 15 miembros de la tripulación. La Inteligencia de EE UU ha confirmado que el derribo se debe a un impacto con un misil, aunque los satélites no permitan averiguar el punto exacto desde el que se disparó. La zona del desastre, la región de Donetsk, es escenario de combates entre las fuerzas gubernamentales de Ucrania y los rebeldes prorrusos, que no han tardado en acusarse recíprocamente de los sucesos. 

Malaysian Airlines ha anunciado en una nota de prensa que perdió el contacto con el vuelo, que cubría la ruta entre Amsterdam y Kuala Lumpur, cuando la aeronave se encontraba a unos  50 kilómetros de la frontera entre Rusia y Ucrania. El primer ministro de Malasia,  Najib Razak, ha declarado que el avión no lanzó ningún mensaje de socorro antes de la caída y ha asegurado que se abrirá una investigación sobre lo ocurrido. 

Aún no se ha verificado el número exacto de víctimas. El responsable de la delegación europea de la compañía, Huib Gorter, ha revelado en una rueda de prensa en el aeropuerto Schiphol de Amsterdam que entre los pasajeros identificados hay 154 ciudadanos holandeses, 27 australianos, 23 malasios y 11 indonesios, así como seis británicos, cuatro alemanes, cuatro belgas, tres filipinos y un canadiense. Los 15 miembros de la tripulación eran todos de nacionalidad malasia.

El presidente ucraniano Petro Poroshenko atribuye la tragedia aérea a un "ataque terrorista", según la agencia de noticias Interfax. Antón Gueráshenko, asesor del ministro del Interior ucraniano, acusó a través de su página de Facebook a los milicianos separatistas prorrusos de haber abatido el Boeing-777 con un misil.

Los representantes de la autoproclamada república popular de Donetsk rechazan las acusaciones y niegan que dispongan de armamento para derribar un avión que vuele a 10.000 metros de altura. Los rebeldes han pedido un alto el fuego para investigar lo ocurrido, al mismo tiempo que señalan que la aeronave fue derribada por un caza ucraniano. Sin embargo, no han aportado ninguna prueba en ese sentido.

Otras compañías aéreas, como Air France y Vueling, han anunciado que dejarán de sobrevolar el Este de Ucrania. 

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5