Abren salas para el acceso a Internet en municipios santiagueros

Una de la nuevas salas de navegación, ubicada en en el interior de un Joven Club (14ymedio)
Una de la nuevas salas de navegación, ubicada en en el interior de un Joven Club (14ymedio)

San Luis, Contramaestre, Mella, Guamá y Segundo Frente son los municipios santiagueros que se han visto beneficiados con la reciente apertura de nuevos salas para la navegación web. La noticia, llega a pocas semanas de que la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba ( ETECSA) desmintiera la posibilidad de conectarse a Internet mediante WIFI en el Centro Tecnológico Recreativo de Santiago de Cuba, información que generó un gran frustración entre los usuarios locales.

Las cinco salas que han abierto sus puertas este sábado, ofrecerán servicio público a Internet  y también la gestión de cuentas de correo electrónico internacional, conocidas como Nauta, según informó el periodico local Sierra Maestra.

La iniciativa parte de un proyecto conjunto de los Joven Club de Computación y la División Territorial de Etecsa.  Para llevarlo a cabo se han habilitado varias aulas dentro de los locales de los Joven Club que pasaron a prestar servicio de navegación Nauta. La puesta en práctica ha demandado el cambio de algunas de las computadoras, que ya se encontraban en mal estado por problemas técnico.

Los residentes de los municipios beneficiados, comenzaban hoy a sopesar las ventajas del nuevo servicio y a comprobar también sus limitaciones. Tal era el caso de Silvana Mejías, vecina del municipio Contramaestre, quien asegura que hasta este momento asistía “a las salas de navegación de Bayamo, porque me quedaban más cerca, pero ahora con esta posibilidad en el municipio todo será era más fácil, pues no tendré que moverme tantos kilómetros para conectarme”.

Sin embargo, no todos eran aplausos para el recién inaugurado servicio. José Luis Gómez, residente en Segundo Frente se quejaba esta tarde de que “la sala habilitada contaba con máquinas en muy mal estado, por la cantidad de años que vienen prestando servicio a la comunidad”.

Para Lionis Arias Corrochado, de Guamá, el problema sigue siendo monetario. “El precio sigue siendo muy alto y mi salario de 400 pesos cubanos mensuales no me permite esos privilegios”, de manera que dice conformarse con “seguir sin entrar Internet”.

El negocio de las conexiones ilegales se ha extendido también por esos municipios santiagueros, una alternativa más barata pero también más perseguida

El negocio de las conexiones ilegales se ha extendido también por esos municipios santiagueros, una alternativa más barata pero también más perseguida. En casas particulares, con viejos módems y conexiones muchas veces piratas, algunos vecinos de la zona ofrecen desde navegación web hasta envío y recepción de correo electrónico. El precio, en ese caso, es de unos 3 CUC la hora.

Ahora Etecsa parece dispuesta a hacerle la competencia a las salas ilegales, pues hasta el mes de abril ha puesto en vigor una oferta que rebaja en un 50% los precios del servicio de navegación en un local Nauta, lo que deja el importe en unos 2.50 CUC la hora.

Por el momento, a pesar de los altos precios y las deficiencias tecnológicas, al menos muchos santiagueros no tendrán que subirse a un camión u otro improvisado transporte para recorrer decenas de kilómetros con el objetivo de asomarse a la gran telaraña mundial.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8