Escepticismo por las ‘revelaciones’ de Associated Press

Según la agencia de prensa, EE UU envió a Cuba varios jóvenes latinoamericanos para ‘montar un complot’

La televisión oficial cubana transmitió este lunes un reportaje sobre la reciente revelación aparecida en Associated Press. La nota publicada por la AP, destapa un supuesto programa de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo (USAID), que durante dos años envió jóvenes supuestamente encubiertos desde Venezuela, Costa Rica y Perú hacia Cuba para "identificar a actores sociales que pudieran impulsar un cambio social en la Isla".

Los medios nacionales, sin embargo, no han transmitido íntegramente el material audiovisual que acompaña al texto de la AP. En su lugar, sólo mostraron algunas escenas sin los comentarios originales hechos por la agencia. En las imágenes destacaban las entrevistas a dos jóvenes que pudieran haber tenido contacto con los enviados de la USAID.

A partir de esa información oficial, 14ymedio decidió recoger algunas opiniones e interrogantes surgidas con la publicación de la noticia.

Esta mañana a las afueras de un Joven Club, varios jóvenes esperaban por entrar para usar las computadoras. "Yo lo que no entiendo es cómo se puede subvertir una ´democracia´ con llamados a la democracia, hay algo en esta trama que no me convence", declaró a 14ymedio un joven estudiante de la carrera de Historia, que prefirió el anonimato.

Por su parte, Rayza afirma que "se trata de una injerencia de Estados Unidos, pero ya son tantas que no sé para qué tanto revuelo ahora". La joven trabaja en un céntrico cine de la calle 23 y sólo había conocido del reporte de la AP a través de los comentarios hechos por clientes y conocidos.

Este diario se comunicó también con la oficina de la AP en La Habana. La corresponsal Andrea Rodríguez respondió parcialmente algunas preguntas de uno de nuestros reporteros. Ante la interrogante de si el Centro de Prensa Internacional (CPI) era conocedor de la investigación que estaba haciendo la agencia en el terreno, la periodista alegó "nosotros pedimos permiso como periodistas extranjeros cuando tenemos que entrar a lugares, como la Universidad Martha Abreu –que no hicimos- o, por ejemplo, para entrar a un hospital, pero para movernos por el país no necesitamos permiso del CPI".

El Centro de Prensa Internacional es la entidad encargada de autorizar la presencia de un corresponsal extranjero en la Isla. A su cargo también está la emisión de permisos para acceder a instituciones, ministerios y también para la entrevista a funcionarios y otros ciudadanos. Son ampliamente conocidos los llamados de atención y las penalizaciones que el CPI ha realizado a periodistas foráneos que tocan temas incómodos para el gobierno cubano.

Rodríguez también recalcó que podía "dar fe de que esta investigación fue absolutamente aparte de la autoridades cubanas". "A mi me consta que se trabajó de una forma en que las autoridades cubanas no estuvieron hasta último momento informadas, creo que no correspondía además" reafirmó. A la interrogante de "si en la documentación desclasificada que se manejó ya aparecían los nombres de los entrevistados por la AP o si fueron obtenidos de otra manera", la corresponsal confirmó que no podía hacer declaraciones ni comentarios al respecto.

La misma interrogante fue repetida a Peter Orsi, jefe de buró de la AP en La Habana, y participante directo de la investigación, quien aseguró que "hemos subido algunos de los documentos a una página web pública". A lo cual agregó "tengo instrucciones bastante claras de que nosotros como periodistas no podemos responder entrevistas ni hacer declaraciones". Ante la insistencia sobre si los nombres y forma de localización de los entrevistados aparecían en el informe filtrado, Orsi dijo "yo no sé si aparecen los nombres en los documentos ya publicados, no me acuerdo en este momento".

"Ahora tendremos semanas en que esta noticia se convertirá en lo más importante que está pasando, como cuando Zunzuneo, que lo estiraron como un chicle para tapar la penosa realidad que estamos viviendo", se quejó Raydel Plasencia quien forma parte de una peña deportiva de amantes del fútbol.

La respuesta del joven alude a otras revelaciones hechas por la AP en abril pasado, dando a conocer la existencia de un proyecto de la USAID para la creación de un "Twitter cubano" llamado Zunzuneo. La noticia fue replicada infinidad de veces por la prensa oficial cubana que la usó para dar una nueva vuelta de tuerca contra las tecnologías de la información.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 17