Varios vecinos se niegan a salir de un edificio en ruinas en Centro Habana

En la mañana de este miércoles las calles más cercanas al edifico Serrá seguían cerradas al tránsito y varias brigadas trabajaban en la evacuación de los vecinos. (14ymedio)
En la mañana de este miércoles las calles más cercanas al edifico Serrá seguían cerradas al tránsito y varias brigadas trabajaban en la evacuación de los vecinos. (14ymedio)

Mariagne Durán, madre de dos niños y residente en el edificio Serrá de Centro Habana que este martes sufrió el derrumbe de su escalera, se niega a abandonar el inmueble porque no tiene otro lugar a donde ir. Trabajadora de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa), Durán y su madre forman parte del grupo de vecinos de la esquina de Amistad y San Miguel que se resisten a ser evacuados.

Un ascensor provisional colocado en el exterior del edificio ha permitido a los residentes salir a hacer sus tareas cotidianas. En los casos más urgentes de personas atrapadas fue necesario el uso de grúas para su rescate, pero algunas familias se niegan a salir sin sus pertenencias. No quieren dejar atrás sus refrigeradores, cocinas, lavadoras y enseres domésticos por temor al pillaje.

Durán reside en el séptimo piso de la edificación y comentó a 14ymedio que la noche de este martes los vecinos tuvieron una reunión con dirigentes de la Dirección de Vivienda Provincial, pero en el encuentro no se precisó qué pasará después con las familias afectadas después de la evacuación. "No aceptaré un cubículo en un albergue", concluye la mujer.

Este martes unas 120 personas quedaron atrapadas en el céntrico edificio después que colapsara durante la mañana la escalera que daba acceso a los apartamentos.

Mariagne Durán reside en el séptimo piso del edificio de Centro Habana afectado por el derrumbe y se niega a abandonar el inmueble. (14ymedio)
Mariagne Durán reside en el séptimo piso del edificio de Centro Habana afectado por el derrumbe y se niega a abandonar el inmueble. (14ymedio)

El inmueble se encontraba desde hace años en peligro de derrumbe debido a la falta de mantenimiento. Un fuerte ruido alertó a los vecinos del colapso de las añejas escaleras. Fuerzas policiales y bomberos se movilizaron para socorrer a los moradores y evacuar sus escasas pertenencias.

En horas de la noche las autoridades instalaron un elevador externo mediante el cual han accedido al edificio paramédicos y personal sanitario. Hasta el momento no se reportan heridos, pero según indicó un oficial de la policía a 14ymedio, "hay ancianos entre los atrapados", algunos con problemas de tensión arterial.

"Aquí mismo en San Rafael hay varios edificios que se están cayendo a pedazos. El Gobierno arregla las 'shopping' que se encuentran en los bajos, pero los apartamentos que están en los pisos superiores se derrumban y a nadie le importa"

"Mis primas viven ahí. Desde hace cinco meses se están quejando por el mal estado de las escaleras y aunque las autoridades visitaron el lugar nada se arregló", comenta una vecina indignada ante la falta de acción del Gobierno.

Para Manuel, un hombre que vive en la esquina de la calle Neptuno y Amistad, el derrumbe de esta mañana es solo "la punta de un hielo flotante".

"Aquí mismo en San Rafael hay varios edificios que se están cayendo a pedazos. El Gobierno arregla las shopping que se encuentran en los bajos, pero los apartamentos que están en los pisos superiores se derrumban y a nadie le importa", agrega.

Según agentes de Rescate y Salvamento que se encuentran en el área, las escaleras del tercer piso colapsaron por completo y cayeron en los niveles inferiores.

Vecinos atrapados en el edificio en derrumbe observan a través de las ventanas el despliegue policial. (14ymedio)
Vecinos atrapados en el edificio en derrumbe observan a través de las ventanas el despliegue policial. (14ymedio)

"Estamos esperando a que lleguen los andamios y podamos comenzar a sacar a las personas que se encuentran en riesgo, para poco a poco desalojar la estructura", explicó uno de los agentes.

Una especialista de la Dirección Municipal de Vivienda de Centro Habana señaló que "durante años" habían recibido quejas de los moradores.

"El elevador no funciona. Las escaleras estaban a punto de caerse. El edificio mismo es un peligro. Ellos querían albergarse pero no tenemos capacidad en el municipio para alojar a tantas personas", explicó.

"El elevador no funciona. Las escaleras estaban a punto de caerse. El edificio mismo es un peligro. Ellos querían albergarse pero no tenemos capacidad en el municipio para alojar a tantas personas"

Tras el colapso de las escaleras la empresa eléctrica cortó la electricidad y también se suspendió el servicio de gas. Tras un "minucioso chequeo", los especialistas de ambas instituciones decidieron restablecer los servicios.

Las autoridades cubanas reconocen que el problema habitacional constituye la primera necesidad social en Cuba.

Según cifras oficiales 33.889 familias (132.699 personas) necesitan un techo. La mayoría de ellas han pasado décadas en albergues "temporales" para damnificados por derrumbes o ciclones.

En 2012, el Censo de Población y Viviendas arrojó que el 60% de las 3,9 millones de viviendas que existen en la Isla están en mal estado.

"Hay decenas de personas y hasta mascotas atrapadas en ese edificio y todo está como si no pasara nada. ¿Acaso debemos esperar a que se derrumbe toda La Habana para darnos cuenta del grave problema que tenemos con la vivienda?", dice indignada Yanelis, una vecina de La Habana Vieja que llegó hasta el lugar.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 92