Obama pronunciará un discurso en el Gran Teatro de La Habana

El presidente de Estados Unidos Barack Obama. (EFE)
El presidente de Estados Unidos Barack Obama. (EFE)

Una reunión con emprendedores, un encuentro con la sociedad civil y un discurso en el Gran Teatro de La Habana, forman parte de la agenda de Barack Obama durante su estancia en Cuba. Los detalles del programa se hicieron públicos este miércoles durante una conferencia de prensa telefónica donde participaron Ben Rhodes, el principal asesor para la política hacia Cuba, Jeffrey DeLaurentis, encargado de negocios de la Embajada de EE UU en La Habana y Mark Feierstein, director para el Hemisferio Occidental del Consejo Nacional de Seguridad.

El presidente estadounidense, que arribará a la Isla el domingo 20 de marzo en la tarde, asistirá ese mismo día a varias actividades culturales en La Habana Vieja y sostendrá un encuentro con el cardenal Jaime Ortega y Alamino durante una visita a la Catedral, precisaron los funcionarios.

La jornada del lunes será la más oficial dentro de la agenda, pues estará marcada por la colocación de flores en el monumento a José Martí, en la Plaza de la Revolución y una reunión bilateral con el presidente Raúl Castro. Obama viajará junto a su esposa Michelle, sus dos hijas Sasha y Malia, además de su suegra, Marian Robinson.

Michelle Obama tendrá un programa paralelo que incluirá un encuentro el lunes con adolescentes que asisten al preuniversitario y también con aquellas que han estudiado o han tenido intercambio con Estados Unidos.

Con Obama viajarán a la Isla el secretario de Estado John Kerry; Penny Pritzker Secretaria de Comercio; Tom Vilsack Secretario de Agricultura y María Contreras-Sweet Administradora de la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa. Varias docenas de congresistas acompañarán también al presidente durante su viaje, en una delegación bipartidista que según Rhodes demuestra que “existe apoyo en el Congreso para abrir las relaciones”.

El lunes, el mandatario de Estados Unidos participará también en un evento con emprendedores cubanos y cubano-americanos y en la noche en una cena de Estado en el Palacio de la Revolución.

El martes Obama se reunirá con miembros de la sociedad civil cubana, entre los que habrá varios activistas de derechos humanos

El martes será el momento para el discurso al pueblo cubano, que el mandatario pronunciará en el Gran Teatro de La Habana y se espera que sea transmitido en vivo por la televisión nacional. Rhodes ha puntualizado que “No hemos tenido ningún tipo de resistencia [por parte del Gobierno] a que el discurso sea transmitido. Creemos que el pueblo cubano quiere escuchar lo que el presidente tiene para decir y eso da un incentivo para que el discurso sea transmitido”.  

Ese mismo martes Obama se reunirá con miembros de la sociedad civil cubana, entre los que habrá varios activistas de derechos humanos. En la tarde, le espera el partido de béisbol entre una selección nacional y los Tampa Bay Rays, que se disputará en el estadio Latinoamericano.

Durante la conferencia de prensa Ben Rhodes, aclaró que querían que “el proceso de normalización sea irreversible”. Parte de la razón por hacer el viaje a principio del año ha sido “acelerar el proceso de normalización, hablar directamente con el pueblo cubano sobre la visión del presidente sobre la normalización”. Con la visita el funcionario espera que continúe creando “una apertura para una mayor relación entre los pueblos estadounidense y cubano”.

Obama quiere transmitir “su visión para el futuro de las relaciones” entre ambos países, al igual que “el futuro que queremos para el pueblo cubano”, aunque “ese futuro es una decisión del pueblo cubano”

A una pregunta de 14ymedio, Rhodes ofreció más detalles del discurso que ofrecerá Obama en el Gran Teatro de La Habana y aseguró que querían “un lugar donde pudiéramos tener una audiencia grande”. El gobierno de EE UU invitará “a un número substancial de personas” al lugar e incluirá a quienes están en la “delegación, algunos cubano-americanos, pero también un gran número de cubanos, de varias profesiones y con varios trasfondos, particularmente a jóvenes”.

“Este discurso es muy importante para el pueblo cubano”, reconoció Rhodes y “el presidente hablará sobre la complicada historia entre nuestros dos países”. Pero sobre todo quiere transmitir “su visión para el futuro de las relaciones” entre ambos países, al igual que “el futuro que queremos para el pueblo cubano”, aunque “ese futuro es una decisión del pueblo cubano”.

El asesor dejó claro que “Estados Unidos no dictará cambios en Cuba pero confiamos en las habilidades del pueblo cubano de hacer cosas extraordinarias”. Entre los temas que Obama tocará en su alocución está “la separación entre la comunidad cubano-americana y los cubanos en la Isla”. El funcionario sostiene que con la política de deshielo han propiciado “la reconciliación entre individuos y familias, viendo como cubanos y cubano-americanos han podido colaborar juntos”.

Rhodes declaró que en cuanto a la reunión con disidentes, la administración estadounidense ha hablado “muy claro” con el gobierno cubano. “Desde un principio le dijimos que esperábamos que el presidente se pudiera reunir con las personas que él desee, incluyendo a miembros de la sociedad civil, disidentes y activistas” y “ellos no han tenido una objeción a esa reunión”. Aclara no obstante que no quiere sugerir que “están contentos con esa decisión, pero entienden que eso es lo que el presidente hace alrededor del mundo”.

En su respuesta a una pregunta sobre posibles trabas a los encuentros de Obama con opositores cubanos, Rhodes ha sido muy tajante: "Seremos muy claros. Nuestro expectativa es que ocurra esa conversación y eso es parte del proceso de normalización, cuando uno tiene una relación normal con un país, uno conversa con el gobierno, la sociedad civil, el sector privado y el pueblo”.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 35