Barmans preparan daiquiris en la tumba de Constante, creador del famoso trago

La barra del Floridita con su famoso coctel daiquirí. (Floridita)
La barra del Floridita con su famoso coctel daiquirí. (Floridita)

(EFE).- Reconocidos barmanes de Cuba, Estados Unidos, Argentina, Canadá y Puerto Rico rindieron tributo hoy viernes, por primera vez en su tumba, a Constantino Ribalaigua, Constante, con un ritual que incluyó la preparación del famoso daiquiri de su creación.

Los cantineros participan en la primera edición internacional de la competición Rey del Daiquiri, organizada por el bar cubano Floridita, uno de los preferidos del escritor estadounidense Ernest Hemingway (1899-1961) durante sus estancias en La Habana.

El premio nobel estadounidense contribuyó al reconocimiento mundial de cocteles cubanos ideados por el catalán Constante como el daiquiri, el Presidente o el Papa Hemingway, una variante de la receta clásica del daiquiri que incluye zumo de limón, ron, hielo frappé y sustituye el azúcar por jugo de toronja.

"Venimos aquí inspirados en su figura", aseguró el bartender cubanoamericano Julio Alfredo Cabrera, quien se refirió a Constante como el "padre de la coctelería cubana" y dejó una copa de Papa Hemingway a la entrada del sepulcro del mítico barman, fallecido en 1952 y enterrado en el Cementerio Colón de La Habana.

"Venimos aquí inspirados en su figura", aseguró el bartender cubanoamericano Julio Alfredo Cabrera

Cabrera, uno de los principales responsables de la visita de los cantineros extranjeros, agitó tragos y brindó junto a John Christian Lermayer, el primer estadounidense en preparar un coctel en el Floridita en 60 años y el argentino Christian Delpech, tres veces campeón de mundo en el estilo libre (flair), entre otros.

"Esta edición tiene un status especial", dijo a Efe el director del Floridita, Ariel Blanco, quien además anunció que este evento inicia las celebraciones por los 200 años de este bar restaurante, uno de los establecimientos más visitados por los turistas en Cuba.

"Si la competencia ha tenido carácter internacional, es por el prestigio entre los cantineros, además de que detrás de todo está la historia del Floridita, cuna no solo del daiquiri sino de muchos otros cocteles internacionales", agregó.

Enclavado en el centro histórico de La Habana Vieja, en la esquina de las calles Obispo y Monserrate, este bar restaurante abrió sus puertas en 1817 bajo el nombre "La Piña de Plata" y desde entonces ha visto pasar a famosos como Ernest Hemingway, el boxeador Rocky Marciano, el diseñador de moda Paco Rabanne y el actor Jean Paul Belmondo, entre otros.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11