Raúl Castro critica las irregularidades en el sector privado y cooperativo

El gobernante cubano Raúl Castro se solidarizó con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y con el expresidente brasileño,  Luiz Inácio Lula da Silva

Raúl Castro habla frente a los parlamentarios cubanos. (EFE)
Raúl Castro habla frente a los parlamentarios cubanos. (EFE)

Raúl Castro criticó este viernes las irregularidades en el sector privado y cooperativo durante su discurso ante la Asamblea Nacional. El mandatario puso como ejemplo de estos “hechos delictivos” a un emprendedor que posee “dos, tres, cuatro y hasta cinco restaurantes” y que “ha viajado más de 30 veces a diferentes países”. “¿De dónde sacó el dinero? ¿Cómo lo hizo?” cuestionó. 

El presidente cubano, de 86 años, dedicó parte de su alocución en la clausura del IX Período Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura a detallar lo que llamó “desviaciones de la política” para el sector no estatal que cuenta con más de medio millón de cuentapropistas. Entre ellas “la utilización de materias primas y equipos de procedencia ilícita” además de “la subdeclaración de ingresos para evadir las obligaciones tributarias”. 

A mediados de enero pasado el país contaba con un total de 397 cooperativas privadas en activo, dedicadas fundamentalmente a los servicios gastronómicos, personales y técnicos. Esta modalidad de gestión económica fue creada en 2012 y las autoridades aclaran que aún se encuentra en fase experimental. 

“Decidimos hacer las cooperativas, probamos con algunas e inmediatamente nos lanzamos a hacer decenas de cooperativas de la construcción, ¿nadie ha analizado las consecuencias que eso trajo y los problemas que esa precipitación ha creado?”, alertó Castro este viernes. 

El presidente considera que en muchas de las decisiones sobre ese sector no ha faltado “una buena dosis de superficialidades y un exceso de entusiasmo y deseos de avanzar más rápido de lo que somos realmente capaces”. 

El mandatario puso como ejemplo de estos “hechos delictivos” a un emprendedor que posee “dos, tres, cuatro y hasta cinco restaurantes” y que “ha viajado más de 30 veces a diferentes países”

Aunque aclaró que “no hemos renunciado al despliegue y desarrollo del trabajo por cuenta propia, ni a proseguir el experimento de las cooperativas no agropecuarias”, Castro llamó a “enfrentar resueltamente las ilegalidades” que se dan en esas formas de gestión. 

“Errores son errores, y son errores nuestros, y si vamos a medir por la jerarquía entre nosotros, son errores míos en primer lugar”, puntualizó sobre el tema. 

El mandatario anunció ante los parlamentarios un conjunto de medidas encaminadas a revertir esa situación que fueron adoptadas en la última reunión del Consejo de Ministros y que “serán ampliamente divulgadas en la medida en que se publiquen las regulaciones actualizadas”. 

En cuanto al desenvolvimiento de la economía, Castro catalogó de “discreto” el crecimiento en un 1,1% del Producto Interno Bruto en el primer semestre del año. Un resultado al que contribuyeron “la agricultura, el turismo y otras exportaciones de servicios, las construcciones, la producción de azúcar y la esfera del transporte y las comunicaciones”. 

Castro catalogó de “discreto” el crecimiento en un 1,1% del Producto Interno Bruto en el primer semestre del año

Confirmó que el país todavía no ha logrado ponerse al día en los pagos corrientes a los proveedores y reiteró el agradecimiento “por su confianza hacia Cuba y la voluntad de honrar todas y cada una de las cuentas vencidas”. 

Como colofón de su discurso, Castro mencionó el proceso de elecciones generales que ha comenzado a dar sus primeros pasos y que concluirá el próximo 24 de febrero con su salida de la presidencia. Un proceso que llamó a convertir en “un acto de reafirmación revolucionaria”. 

En sus palabras no hizo alusión a la nueva Ley Electoral que anunció durante el X Pleno del Comité Central del Partido Comunista (PCC), realizado en febrero de 2015. En lugar de eso, el actual proceso se hará bajo la legislación instaurada en 1992 en la “que no concurren partidos políticos ni se financian campañas”, remarcó. 

El hermano del fallecido Fidel Castro dejó claro que no será el orador principal en el acto por el 26 de Julio a celebrarse en pocos días en la ciudad de Pinar del Río. En su lugar,  hablará el vicepresidente José Ramón Machado Ventura, un funcionario de línea dura que ha tomado su lugar en otras ocasiones en el podio durante el aniversario del asalto al Cuartel Moncada. 

Relaciones internacionales: EE UU y Venezuela en el centro de atención 

Castro también se refirió al discurso del presidente estadounidense Donald Trump, el pasado 16 de junio en Miami, en el que advierte “matices del pasado de confrontación”. Una postura que achaca a que el inquilino de la Casa Blanca “no ha sido bien informado acerca de la historia de Cuba y de las relaciones con Estados Unidos”. 

Reconoció que ambos países viven un “retroceso en las relaciones bilaterales”, en especial debido a las “nuevas trabas” al empresariado de EE UU “para comerciar e invertir en Cuba”. Unas medidas que han sido justificadas “con una retórica vieja y hostil, propia de la Guerra Fría”, remarcó.

Según Raúl Castro, Cuba y EE UU viven un “retroceso en las relaciones bilaterales”, en especial debido a las “nuevas trabas” al empresariado de EE UU “para comerciar e invertir en Cuba”

Entre las medidas adoptadas por la administración de Trump se encuentra la prohibición a estadounidenses de hacer negocios con empresas vinculadas al conglomerado militar Gaesa, gestionado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias y con una amplia presencia en el turismo. 

El próximo 15 de septiembre la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) publicará las nuevas restricciones a los viajes de estadounidenses a la Isla, que restringirán las decisiones del Barack Obama que posicionaron al país como el segundo emisor de visitantes a Cuba. 

Reiteró que “tiene la voluntad de continuar negociando los asuntos bilaterales pendientes con Estados Unidos, sobre la base de la igualdad y el respeto a la soberanía y la independencia de nuestro país”, y de proseguir el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés común con el Gobierno norteamericano. 

Venezuela tampoco faltó en el discurso, en el que el mandatario aseguró que el país sudamericano “sufre una guerra no convencional” y reiteró la “solidaridad al pueblo venezolano y a su unión cívico-militar, encabezada por el presidente constitucional, Nicolás Maduro”. 

Castro extendió la mano a su viejo camarada Luiz Inácio Lula da Silva, que en su opinión es “víctima de persecución política y maniobras golpistas”. El exmandatario brasileño, de 71 años, fue condenado en primera instancia a nueve años y medio de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 86