Colina universitaria: una bicentenaria se maquilla

Universidad. (14ymedio)
Universidad de La Habana. (14ymedio)

El rostro de La Habana estaría incompleto sin esa elevación conocida como "la Colina", donde se ubica la Universidad de La Habana (UH). Los años no han logrado vencer la imponente estructura, pero el paso del tiempo y la morosidad en repararla sí disminuyeron parte de su encanto y su funcionalidad. Abocada a modernizarse, la sede universitaria pasa ahora por un proceso de remodelación que no "es todo lo profundo como se espera, pero al menos es algo", según uno de sus estudiantes de Historia.

Con una inversión de 13 millones de pesos y 1,3 millones de pesos convertibles, diferentes instalaciones de la universidad iniciarán el próximo curso escolar favorecidas con reparaciones totales o parciales. En la ejecución de las obras han convergido empresas estatales, cuentapropistas y cooperativas.

Según explicó a la prensa oficial Carlos Manuel Pérez Cuevas, director general de la Unidad Presupuestada de Aseguramiento, se ha trabajado sobre más de 160.000 metros cuadrados de superficie construida, las cuales hace cinco años se catalogaban en un 50% de regular o mala por su estado. Aquí se incluye 13 cocinas-comedor y cinco residencias estudiantiles.

Entre las facultades más beneficiadas se encuentra la de Turismo, que por primera vez dispondrá de un espacio propio, en el edificio situado en la avenida de los Presidentes, donde hasta hace poco se ubicaba la Facultad de Comunicación. Se planean labores en los edificios Guiteras y Noyola, este último donde hace años funcionó la carrera de Ciencias Comerciales y ahora se prevé instalar la Facultad de Contabilidad y Finanzas.

Según un funcionario, en los últimos tres años se han invertido alrededor de 36 millones de pesos en la recuperación de aulas, laboratorios, residencias estudiantiles, áreas culturales y deportivas, parques, tarjas y monumentos

Otras obras menores se han realizado en la Biblioteca Central y en las facultades de Matemática y Computación, Psicología, Biología y Lenguas Extranjeras. Todavía en fase de diseño se remozará la cafetería central, en los bajos de la Facultad de Filosofía e Historia.

Particular énfasis se puso este verano en la Facultad de Derecho para celebrar el aniversario 70 del ingreso de Fidel Castro a la Universidad. Tradicionalmente, esta escuela de juristas se ha visto beneficiada con mayor atención y renovaciones que el resto de las facultades.

Una vez que el departamento y las aulas de Educación a Distancia se muden a una nueva sede ubicada en 23 y 24 en el Vedado, el edificio Varona se convertirá en el Centro de Convenciones de la Universidad, que deberá estar terminado a finales de este año con 10 nuevas aulas para desarrollar eventos.

Uno de los problemas que más quejas promovía entre los estudiantes eran las malas condiciones de los dormitorios estudiantiles ubicados en La Habana del Este, donde viven más de mil universitarios becados distribuidos en Micro X y Alamar VI, así como en el reparto Bahía.

Ahora se les ha "pasado la mano" y se ven limpios y pintados, pero aún queda pendiente de solución gran parte del mobiliario. Otros albergues que han recibido mantenimiento son los edificios de F y 3ª y 12 y Malecón en el Vedado, aunque aún no ha sido posible rehabilitar las redes hidrosanitarias.

Según el funcionario citado, en los últimos tres años se han invertido alrededor de 36 millones de pesos en la recuperación de aulas, laboratorios, residencias estudiantiles, áreas culturales y deportivas, parques, tarjas y monumentos.

No obstante, "la Colina" sigue aguardando por una reparación profunda, como por ejemplo "la instalación de redes de acceso a internet wifi –según comentan varios estudiantes a este diario–, mejoría en sus aulas especializadas y un mobiliario que pueda resultar cómodo y duradero".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10