Convivencia propone caminos para salir del laberinto

Segundo Encuentro de Pensamiento para Cuba promovido por el Centro de Estudios Convivencia. (14ymedio)
Segundo Encuentro de Pensamiento para Cuba promovido por el Centro de Estudios Convivencia. (14ymedio)

“Cuando Alicia se encuentra con el gato, le pregunta cuál es la salida, pero éste le contesta que depende de hacia dónde ella quiere salir”. El director del Centro de Estudios Convivencia (CEC), Dagoberto Valdés, recurrió a la novela Alicia en el país de las maravillas para hablar del futuro de Cuba: “Así estamos los cubanos, como en un laberinto, necesitamos tener bien claro hacia dónde queremos caminar para convertir a Cuba en un país democrático, próspero y en paz”.

El reconocido intelectual pinareño habló en el Segundo Encuentro de Pensamiento para Cuba promovido por el CEC, que se realizó este fin de semana en la Universidad Internacional de la Florida (FIU), en Miami, sobre Marco jurídico y tránsito constitucional. Al evento asistieron alrededor de 30 profesionales de diferentes áreas que analizaron hacia qué modelo de República podría encaminarse la Isla, una vez que se logre la transición a la democracia.

"Necesitamos tener bien claro hacia dónde queremos caminar para poder encontrar la vía de convertir a Cuba en un país democrático, próspero y en paz”

Según Dagoberto Valdés, “muchos están pensando cómo se hará el proceso de transición, pero muy pocos se han puesto a pensar el modelo de nación al que aspiramos. Ese es el trabajo que está realizando Convivencia, tanto en la Isla como en el exilio, porque somos una sola nación”.

Cuestiones como una nueva Ley Electoral y de Asociaciones fueron analizadas en la primera jornada por la licenciada en derecho Laritza Diversent, directora del Centro de Información Legal (Cubalex).

Se conformaron cuatro comisiones para analizar los temas medulares: leyes estructurales, económicas, de promoción de la sociedad civil y para el desarrollo humano integral. Se propusieron diversas iniciativas para enriquecer el marco jurídico de la nación, una vez lograda la transición democrática.

René Gómez Manzano, miembro de la corriente agramontista de abogados independientes, dijo a 14ymedio que consideraba el respeto en la diferencia el mayor de los aportes del encuentro. “La posibilidad de que, aunque no estuviéramos de acuerdo, compartiéramos las ideas fue muy enriquecedor. El trabajo entre profesionales de la Isla y del exilio ha dado frutos”.

“Los cubanos de la isla estamos ávidos de participar y de dar ideas sobre el futuro de Cuba"

El segundo día de trabajo comenzó con la conferencia de Rafael Rojas, “ La tradición constitucional hispanoamericana y el excepcionalismo cubano”, que hizo un recorrido histórico. Las cuatro comisiones realizaron propuestas de contenido sobre el preámbulo para una nueva Constitución, así como su parte orgánica y dogmática y el tema de la reforma constitucional.

“Los cubanos de la Isla estamos ávidos de participar y de dar ideas sobre el futuro de Cuba. Esta es la segunda vez que lo hacemos y creo que hemos avanzado mucho en el trabajo en comisiones”, opinó Miriam Celaya, periodista y antropóloga que reside en La Habana.

¿Se necesita una nueva Constitución para Cuba o puede reformarse la Constitución actual al menos para un período de tránsito? Esa fue la última pregunta a la que intentaron responder los expertos en la plenaria donde cada comisión expuso sus propuestas específicas sobre el "tránsito constitucional”.

“Estamos en un período de definición de roles, de papeles en la sociedad civil cubana, en un período de crecimiento”

“Estamos en un período de definición de papeles en la sociedad civil cubana, en un período de crecimiento”, dijo Dagoberto Valdés, quien cree que la diversidad de movimientos y formas de expresión es una muestra de la riqueza y pluralidad. “Unos piensan, otros trabajan, otros sueñan, otros rezan y otros hacen huelga de hambre, a quienes apoyamos, y otros salen a la calle los domingos y marchan. Todos juntos vamos a hacer la nueva nación, la nueva Cuba”, agregó.

El Centro de Estudios Convivencia tiene su sede en la provincia occidental de Pinar del Río. Fue concebido el pasado año como un think tank para "pensar el hogar nacional que deseamos, contribuir a la reconstrucción de la persona humana y del tejido de la sociedad civil". Los trabajos de reflexión se realizan en la Isla y en el exilio.

“Ha sido muy importante en este encuentro el diálogo y el trabajo en común entre los dos pulmones del CEC. El pulmón que vive, trabaja y espera en la Isla y el pulmón que vive, espera y trabaja en la diáspora”, dijo Valdés, que cree que en el trabajo del Centro se evidencia que somos una sola nación cubana.

El encuentro en la FIU posibilitó el aporte de más de  43 leyes para un nuevo marco jurídico cubano. Esta es la continuación del trabajo iniciado en la Isla el pasado mes de abril. Tras la compilación por parte del Consejo Académico y el Consejo de Dirección del Centro, los resultados que emanaron de estos talleres serán publicados en la página web del Centro: www.convivenciacuba.es    

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 42