Crimen o combate

Medio siglo después de la muerte de Ernesto 'Che' Guevara la narrativa oficial ha cambiado significativamente la versión sobre lo sucedido en 1967 en Bolivia

Ernesto Guevara poco antes de morir en La Higuera, Bolivia. (D.R.)
Ernesto Guevara poco antes de morir en La Higuera, Bolivia, en 1967. (D.R.)

Medio siglo después de la muerte de Ernesto Che Guevara la narrativa oficial ha cambiado significativamente la versión sobre lo sucedido aquel 9 de octubre de 1967 en La Higuera, Bolivia.

Tras haber repetido durante décadas que el Che fue asesinado en una escuelita de ese país sudamericano, los medios de propaganda del Partido Comunista, en particular el diario Granma, han rebautizado el hecho como "la caída en combate del Guerrillero Heroico".

La variación no es poca cosa si se tiene en cuenta que morir durante un enfrentamiento armado, además de tener un cariz más heroico, implica que el fallecido no fue una víctima, sino parte actuante de un conflicto. De un plumazo, la propaganda gubernamental ha optado por descartar la versión del crimen y priorizar la épica militar, restando así culpa a quienes ordenaron apretar el gatillo.

Tras haber repetido durante décadas que el 'Che' fue asesinado en una escuelita de ese país sudamericano, los medios de propaganda del Partido Comunista han rebautizado el hecho como "la caída en combate del Guerrillero Heroico"

De no haber muerto en aquella circunstancias bélicas, Guevara quizás celebraría su condición de nonagenario el próximo 14 de junio, aunque otros dicen que en realidad nació el 14 de mayo. Como todo ser humano convertido en mito, su biografía está plagada de contradicciones y zonas oscuras, polémicas y medias verdades. Las fechas de su llegada y salida de este mundo también están en discusión.

Tal vez, de no haber muerto en La Higuera, el argentino hubiera terminado sus días en el aburrido despacho de un ministerio o habría quedado apartado del poder en alguna de las purgas que se han sucedido en medio siglo. En cualquiera de estos casos no existirían hoy tantas leyendas sobre su vida, ni se hubiera realizado ningún filme idealizándolo o estigmatizándolo.

Sin aquellos disparos de fusil efectuados a la 1:10 de la tarde en aquella pequeña aula, la emblemática foto en la que se le ve con el pelo largo y la mirada perdida en lontananza no se hubiera convertido en un ícono del siglo XX. No llenaría las estanterías de las tiendas de souvenirs ni asomaría en las camisetas de tantos jóvenes.

Con ligeras variaciones, todos los relatos coinciden en que el 8 de octubre de 1967 Guevara fue capturado y que un día después, sin haber sido sometido a un proceso judicial, perdió la vida a manos de un soldado boliviano que cumplía órdenes de su Gobierno. Se encontraba desarmado y herido.

Otras versiones culpan directa o indirectamente a la CIA, en especial al cubano Félix Rodríguez, alias El Gato.

En Cuba se sigue insistiendo en conmemorar la muerte de Guevara el 8 de octubre, porque así lo mencionó Fidel Castro en la primera información oficial sobre su fallecimiento

En la Cumbre de las Américas celebrada en Panamá en abril de 2015 los medios oficiales cubanos señalaron que Rodríguez se presentó allí para coincidir con algunos opositores de la Isla que asistieron a la cita. Entre otros insultos procedentes de los grupos de choque organizados por la Plaza de la Revolución, los activistas fueron acusados de haber viajado "para abrazarse con el asesino del Che". Ese mismo individuo parece ahora haber sido exonerado del homicidio por obra y gracia de esa misma prensa progubernamental.

En Cuba se sigue insistiendo en conmemorar la muerte de Guevara el 8 de octubre, porque así lo mencionó Fidel Castro en la primera información oficial sobre su fallecimiento. Esa es la razón por la que este domingo en varias salas de conciertos del país se presentará un programa común con obras sinfónicas, poemas y canciones.

En la ciudad de Santa Clara, donde se ubica el memorial con los restos de los otros cubanos caídos en la guerrilla en Bolivia, será el acto central para recordar la fecha. Ninguno de los presentes osará cuestionar el significativo cambio de versión que ha experimentado la efeméride.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 74