Activistas de la Unpacu denuncian allanamiento de sus viviendas

Activistas de la Unión Patriótica de Cuba realizan desfile este domingo a pesar de los arrestos. (Unpacu)
Activistas de la Unión Patriótica de Cuba realizan desfile. (Unpacu Archivo)

Una semana de sobresaltos la que han vivido varios activistas de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) que denuncian haber sido víctimas del allanamiento de sus viviendas y confiscaciones de sus pertenencias. Los opositores detallan que la policía política asaltó tres casas en la ciudad de Santiago de Cuba durante la mañana de este sábado y una cuarta en La Habana el pasado miércoles.

Ermito Morán Sánchez, activista de la Unpacu confirmó a 14ymedio que “fueron allanadas las viviendas de Carlos Oliva Torres, Yusmila Reyna y Karel Reyes donde ocuparon impresos, una cámara y otros materiales en respuesta a nuestras actividades para divulgar entre la población la realidad del país.”

En conversación telefónica con 14ymedio , Yusmila Reyna narró que a las seis de la mañana mientras su familia dormía “tocaron a la puerta”. Se trataba de la policía con “una orden de registro por actividades subversivas” y un oficial le mostró un papel, pero no le permitió leerlo detenidamente ni tenerlo entre sus manos. Los hechos ocurrieron en la calle 12  del reparto Mariana de la Torre en Santiago de Cuba.

Reyna alcanzó a leer que la orden especificaba que venían a “ocupar medios de comunicación, cantidades de dinero y cualquier otro medio de contrarrevolución”. Un total de diez uniformados y dos vestidos de civil, quienes supuestamente venían como testigos del registro, participaron en el operativo.

El allanamiento duró más de una hora y finalmente ocuparon notas de trabajo, dos laptops, una tableta electrónica, dos discos duros, una impresora, una cámara fotográfica “y hasta los comprobantes de compra de lo adquirido en el exterior” preciso Reyna.

El allanamiento duró más de una hora y finalmente ocuparon notas de trabajo, dos laptops, una tableta electrónica, dos discos duros, una impresora, una cámara fotográfica

La activista hizo circular un texto en el que asegura que “actos como estos, no impedirán que sigamos desarrollando nuestro trabajo en defensa de los derechos humanos y por acelerar el proceso de democratización de nuestra Isla”.

Durante la revisión de su casa resultó incautado también un número de la revista Convivencia, documentos de la iniciativa Otro 18 y de la Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD).

“Se llevaron dos presilladoras con las cajas de presillas y una ponchadora de hojas. No dejaron ningún documento de hago constar de lo ocupado y advirtieron que cualquier reclamación era en las oficinas de Enfrentamiento pero que no iban a devolver nada”, explica la activista.

Por su parte el disidente Arcelio Rafael Molina Leyva (Chely) contó que el pasado miércoles durante la mañana un policía se presentó para realizar un registro en su vivienda, que funciona como sede de la Unpacu en La Habana.

“Venían junto a varios señores vestidos de civil y luego de un minucioso registro se llevaron tres laptops, una batería para recargar celulares, dos teléfonos móviles, insumos de oficina, noticias de agencias internacionales, material cívico impreso y en soporte digital”, enumera Chely.

Se trata del cuarto registro de esta naturaleza que hace la policía política en la sede habanera de la Unpacu. Como parte de la operación se llevaron detenido a Carlos Amel Oliva Torres, quien a pesar de tener una residencia temporal en La Habana fue conducido a la tercera estación de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en Santiago de Cuba, donde aún se encuentra bajo arresto.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2