Cuba no condiciona reanudación de lazos con EE UU a su salida de lista terrorista

Josefina Vidal Ferreiro, directora general de Estados Unidos de la cancillería cubana
Josefina Vidal Ferreiro, directora general de Estados Unidos de la cancillería cubana (Foto: Jim Lo Scalzo/EFE)

(EFE).- El Gobierno de Cuba dijo hoy que aunque reclama su salida de la lista de países patrocinadores del terrorismo que elabora Washington, no lo considera una "precondición" para retomar las relaciones bilaterales con Estados Unidos.

"No hemos establecido enlaces entre la reapertura de embajadas y la eliminación (de Cuba) de la lista de patrocinadores del terrorismo" de EE UU, dijo la directora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal, al término de la segunda ronda de negociaciones en Washington.

"Lo que hemos dicho es que es importante que este asunto se resuelva a lo largo del proceso de restablecer las relaciones", añadió Vidal.

Cuba reclama desde hace años su salida de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo que elabora anualmente el Departamento de Estado, donde aparece desde 1982 y que supone la imposición de sanciones como la prohibición de la venta de armas, de la ayuda económica y restricciones a las transacciones financieras.

"Para nosotros, desde un punto de vista moral y ético, es muy importante resolver este asunto de manera que cuando restablezcamos las relaciones entre los dos países estemos dando paso a una verdadera etapa nueva en las relaciones, con bases sólidas", indicó Vidal.

"Sería difícil para Cuba decir que estamos restableciendo las relaciones cuando Cuba sigue estando en esa lista, a la que creemos que nunca hemos pertenecido", dijo Vidal.

El proceso de retirada requiere una notificación formal del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al Congreso



El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo hoy que la delegación estadounidense en las conversaciones con Cuba no negociará sobre la posibilidad de sacar a la isla de la lista de países patrocinadores del terrorismo que elabora Washington, porque ese proceso debe resolverse por separado.

El proceso de retirada requiere una notificación formal del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al Congreso, que tiene desde entonces 45 días para estudiar la iniciativa.

Antes de llegar a esa notificación, Estados Unidos debe llegar a la conclusión de que "durante los últimos seis meses, el país en cuestión no se ha implicado en el apoyo, asistencia o complicidad de actos terroristas internacionales", explicó hoy Kerry.

Además, es necesario contar con un compromiso del Gobierno en cuestión de que no tiene intención de involucrarse o apoyar el terrorismo en el futuro.

Las razones de Estados Unidos para mantener hasta ahora a Cuba en la lista -en la que comparte espacio únicamente con Irán, Sudán y Siria- son su presunta acogida de miembros de la organización terrorista vasca ETA y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), además de algunos fugitivos de la justicia estadounidense.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 30