Habilitan un teléfono para denunciar a boteros que aumenten las tarifas

Un almendrón en el Parque de la Fraternidad, en La Habana. (14ymedio)
Un almendrón en el Parque de la Fraternidad, en La Habana. (14ymedio)

La Dirección General de Transporte ha dado un paso más para congelar las tarifas del transporte privado en La Habana. A la instauración de precios topados que entrará en vigor el próximo lunes, se le ha sumado la habilitación del número telefónico 18820 para que los clientes denuncien a los boteros que aumenten el precio de los pasajes, según informó la prensa oficial.

Los conductores que contravengan los precios acordados por esa entidad estatal serán penalizados con el retiro de su licencia como trabajadores por cuenta propia. Una medida que ha comenzado a levantar quejas entre los conductores del transporte privado de pasajeros.

Este sábado en los alrededores del Parque de la Fraternidad, uno de los puntos de salida de los llamados almendrones, se oía opiniones encontradas sobre los precios topados. Algunos conductores aseguraban que el lunes no saldrían a botear, una manera de hacer presión para que el Gobierno retire la medida.

“Voy a aprovechar para hacer unas reparaciones en el carro y esperar a ver qué pasa con toda esta locura”, explicó a 14ymedio Luis Tamayo, conductor de un modelo de auto conocido popularmente como pisi-corre. Sin embargo, el hombre también aclaró que no se ha llegado a ningún acuerdo entre los afectados. “No, no se trata de una huelga, sino de que vamos a esperar a que se calme todo”, puntualizó.

El botero dice temer que el número telefónico de denuncias se utilice para “embarcar a gente que no ha cometido ninguna violación de lo establecido”. “Cualquiera que me tenga atravesado, puede llamar a ese puesto de mando y acaba con mi vida”, explica.

El Director Provincial de Transporte en La Habana, José Conesa González, aseguró en una conferencia de prensa, que se ha comenzado un proceso de notificación por escrito a todos los transportistas y sus ayudantes. En el documento entregado se establece no incrementar los precios del pasaje por encima de los “referenciados con cierre del 30 de junio del año en curso”.

Sin embargo, los choferes alegan una subida del precio del petróleo en el mercado informal, debido a los recortes en el suministro de este combustible que han sufrido las entidades estatales, desde donde es desviado hacia las redes ilegales. Lo que ha disparado de 8 a 15 CUP el costo del litro de petróleo por la izquierda. Las gasolineras venden más caro (1 CUC, o sea, 24 CUP), y por eso pocos transportistas compran en los servicentros estatales.

“El Gobierno ha incumplido con nosotros todos estos años porque no nos ha facilitado un precio mayorista para comprar el petróleo ni la gasolina”, reclamaba en las cercanías del Capitolio, este sábado, el conductor de un jeep que hace la ruta hacia Alamar, al este de la ciudad.

La vicepresidenta en funciones de la Actividad de Fiscalización y Control, Isabel Hamze Ruíz, aseguró en una reunión de urgencia que las condiciones “no han cambiado” para justificar un alza en el costo del transporte y que el precio del combustible muestra “estabilidad” en el país. Tampoco han variado las cuotas impositivas y los tributos que pagan los trabajadores por cuenta propia, agregó la funcionaria.

Los clientes se debaten entre la satisfacción y la alarma por los precios topados. “Va a pasar como con la carne de cerdo y las viandas, que les pusieron precios topados y ahora hay que madrugar para conseguir algo que sirva”, se quejaba esta mañana Miriam, madre de dos niños, que aguardaba por un almendrón en las cercanías del Palacio de Computación.

En una llamada al nuevo número telefónico para denunciar a los boteros infractores, la redacción de este diario pudo confirmar que ya está habilitado y funciona las 24 horas.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 85