Cuba da clases de derechos humanos en Naciones Unidas

Pedro Luis Pedroso Cuesta, subdirector general de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional, interviene en Ginebra  para hablar de derechos humanos. (ONU Cuba Ginebra)
Pedro Luis Pedroso Cuesta, subdirector general de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional, interviene en Ginebra para hablar de derechos humanos. (ONU Cuba Ginebra)

Apenas una semana después de que Amnistía Internacional publicase un informe en el que confirmaba que en Cuba aumenta el hostigamiento a quienes critican el Gobierno, las autoridades de la Isla han hecho su intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU reclamando a los Estados cooperación para hacer frente a los retos en esta materia.

"Los retos que tenemos por delante son tan serios y transcendentes que resulta irresponsable socavar el ambiente de cooperación imprescindible para la efectividad de este órgano", afirmó Pedro Luis Pedroso Cuesta, subdirector general de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional este miércoles en Ginebra.

Pedroso ha reprochado al Consejo que no se haya propuesto discutir la pérdida de legitimidad de los sistemas y partidos políticos y el cuestionamiento de sistemas electorales abstencionistas

Pedroso se preguntó cómo puede este órgano de la ONU concretar un debate serio cuando se continúa "obviando la tragedia generada por oleadas de migrantes víctimas de guerras, provocadas o alentadas por poderosos intereses externos y las condiciones de subdesarrollo".

"¿Cómo superar desafíos de derechos humanos cuando el Consejo se mantiene indiferente frente a serias violaciones que implican la existencia, esencialmente en el tercer mundo, de 795 millones de hambrientos, de 781 millones de jóvenes y adultos incapaces de leer y escribir, y de más de centenares de millones de condenados a la pobreza extrema o la terrible realidad de millones de personas que viven en la pobreza en los países industrializados?", ha continuado.

En su discurso, Pedroso, que representa a un país sin elecciones libres y sistema pluripartidista, ha reprochado al Consejo que no se haya propuesto discutir la pérdida de legitimidad de los sistemas y partidos políticos y el cuestionamiento de sistemas electorales abstencionistas, ni "ha sido capaz de superar el silencio sobre quienes ponen en peligro la paz internacional y la supervivencia de la especie humana".

En su opinión, estos se ven amenazados por "colosales arsenales militares y el cambio climático, aventuras bélicas de la OTAN y por la creciente emisión de gases de efecto invernadero a pesar del Acuerdo de París".

Pedroso no ha desaprovechado la ocasión para censurar "la aplicación de enfoques selectivos y politizados para abordar cuestiones de derechos humanos" y "la manipulación de conceptos"

Pedroso ha cuestionado la tendencia de Naciones Unidas de utilizar el órgano ante el que hoy hablaba para tratar de legitimar la acción del Consejo de Seguridad sobre determinados países y la subsiguiente apertura de procesos en la Corte Penal Internacional (CPI), hoy tan cuestionada", sostuvo Pedroso. El Estatuto de la CPI no ha sido firmado ni ratificado, entre otros países, por Estados Unidos, Rusia, China, India, Israel, Cuba e Irak.

Pedroso no ha desaprovechado la ocasión para censurar "la aplicación de enfoques selectivos y politizados para abordar cuestiones de derechos humanos" y se ha manifestado en contra de "la manipulación de conceptos y principios o de la utilización del tema de derechos humanos para justificar agendas intervencionistas que nada tienen que ver con la genuina preocupación por la promoción y protección de estos derechos".

Pedroso esquiva así las potenciales críticas a lo que ocurre en su propio país. El pasado año, la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (oposición) documentó más de 9.940 detenciones arbitrarias en todo el país. Solo en el primer mes de 2017 ya se realizaron 478 arrestos, 20 más que en diciembre de 2016.

Amnistía Internacional recuerda que Cuba es el único país de América que le niega acceso y no permite la entrada de los relatores especiales de la ONU u otros representantes de organizaciones de derechos humanos

Amnistía Internacional, en su informe de 2016, señalaba también la persistencia de "la retórica de la guerra fría, el control político del sistema judicial, las restricciones a internet y a la libertad de expresión".

Además, cerraba el texto recordando, como cada año, que Cuba es el único país de América que le niega acceso y no permite la entrada de los relatores especiales de la ONU u otros representantes de organizaciones de derechos humanos. Tampoco ha suscrito una serie de pactos internacionales de derechos fundamentales ni reconocido la competencia de organismos de las Naciones Unidas como el Comité contra la Tortura o el Comité contra la Desaparición Forzada.

Hace hoy una semana, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, advertía de que Cuba no está preparada para retornar a la institución después de que a él y otros líderes latinoamericanos, como el expresidente mexicano Felipe Calderón o la exministra chilena Mariana Aylwin, se les impidiera viajar a la Isla para participar en la entrega del premio Oswaldo Payá, Libertad y Vida.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 26