Cuba destaca el buen nivel de las relaciones con la Iglesia católica

2 Altar del papa en la Plaza de la Revolución. (Luz Escobar)
Altar para el papa Francisco en la Plaza de la Revolución. (Luz Escobar/14ymedio)

(EFE).- Las relaciones entre  Cuba  y la Iglesia católica se encuentran en un "buen nivel" y el reto es fortalecerlas, según Caridad Diego, jefa de la Oficina de Asuntos Religiosos del Partido Comunista (PCC, único), quien considera de "gran trascendencia" la visita del papa a la isla.

En entrevista a Efe en La Habana, Caridad Diego explicó que "prácticamente" todo está listo para recibir al pontífice, quien llegará a la isla dentro de una semana y que será el tercer papa que visita  Cuba  en 17 años, lo que, "si no es un récord, es buen average", comentó en argot.

La gira de Francisco "tiene una gran importancia" porque "es el primer papa latinoamericano, hablamos la misma lengua y, al ser argentino, conoce la realidad de América", un continente al que cree que ha "distinguido" este año al visitar tres países de Sudamérica (Bolivia, Ecuador y Paraguay) y viajar ahora a  Cuba  y Estados Unidos, añadió.

En el caso de estos dos países, el viaje tiene especial significado por el papel del pontífice en el histórico acercamiento entre La Habana y Washington, que el 20 de julio restablecieron sus relaciones diplomáticas después de más de medio siglo de enemistad y que ahora emprenden el camino hacia la normalización plena de sus vínculos.

Francisco llega además a Cuba cuando se cumplen 80 años de lazos diplomáticos ininterrumpidos con el Vaticano

En esta fase, que ambos países coinciden en calificar de compleja, "la Iglesia católica, al igual que otras iglesias, puede seguir haciendo su contribución también", opinó Diego.

La jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del PCC desconoce si Francisco se pronunciará en contra del embargo de Estados Unidos contra la isla y recordó que sus predecesores Juan Pablo II y Benedicto XVI sí lo hicieron cuando estuvieron en la isla en 1998 y 2012, respectivamente.

"El bloqueo es injusto, inhumano, es un genocidio y yo diría que es anticristiano porque es tratar de matar a un pueblo por hambre", señaló Diego.

Francisco llega además a Cuba cuando se cumplen 80 años de lazos diplomáticos ininterrumpidos con el Vaticano y en un momento en el que las relaciones entre el Estado cubano y la Iglesia católica en la isla están "en un buen nivel", puntualizó.

Existe, resaltó, "una comunicación frecuente y sistemática" entre las autoridades del Gobierno y del PCC y los distintos responsables eclesiásticos en los municipios, provincias y a nivel nacional.

En su opinión, "tenemos que seguir fortaleciendo esa relación" con el reto puesto en dar facilidades a la Iglesia católica para que pueda desarrollar "su labor cotidiana natural" dentro del marco legal del país y para que "los creyentes se sientan cada vez más insertados en la sociedad y no se sientan excluidos".

"No es la política de la Revolución ni del Gobierno cubano excluir a las personas por razón de su fe. Eso lo hemos proclamado incluso en los congresos del partido y en la primera Conferencia Nacional (del PCC, en 2012)", recalcó Diego, quien agregó que "hay muchos creyentes que son militantes del partido".

Recordó que eso "no es ninguna prohibición" desde que el IV Congreso del Partido Comunista, celebrado en 1991, decidió aceptar a militantes con creencias religiosas.

"Hay una solicitud que nos han hecho las iglesias, no solo la católica, de ir traspasando" propiedades que "fueron abandonadas, nacionalizadas o intervenidas"

Dentro de la evolución "favorable" en las relaciones con la Iglesia católica, en los últimos tiempos el Estado cubano ha devuelto -o "traspasado", según el término empleado por Caridad Diego- "más de un centenar" de templos, inmuebles o terrenos.

"Hay una solicitud que nos han hecho las iglesias, no solo la católica, de ir traspasando" propiedades que "fueron abandonadas, nacionalizadas o intervenidas" tras el triunfo de la revolución cubana y "ya prácticamente todos los que tenían condiciones de traspasarse se han traspasado", puntualizó.

También destacó que, en el ámbito asistencial, las iglesias tienen un espacio que "se ha ido consolidando y ampliando" al contar, en el caso de la católica, con algunos hogares de ancianos, comedores para la tercera edad e incluso un hospital psiquiátrico.

Sobre la educación, donde la Iglesia católica cubana aspira a tener más espacio, Caridad Diego explicó que el Estado cubano es laico y por tanto la educación reglada también lo es, si bien en los últimos años la institución religiosa ha podido abrirse hueco en el ámbito de la "educación complementaria" al organizar cursos de idiomas, informática, mercadotecnia o capacitación.

Pero, agregó, "el hecho de administrar, dirigir centros de la educación (reglada) no es posible desde el punto de vista constitucional" porque la revolución cubana eliminó la educación privada para implantar "una educación universal, gratuita y masiva".

Dentro de una semana, el 19 de septiembre, Francisco llegará a la isla para una visita pastoral de cuatro días, en los que oficiará misas que se prevén multitudinarias en La Habana (día 20) y Holguín (21) y diversos actos religiosos en esas ciudades, así como en el Santuario de la Caridad del Cobre y en la ciudad de Santiago el día 22, desde donde continuará viaje hacia Estados Unidos. 

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8