Cuba destina un 4% de su PIB al pago de la deuda externa

La Isla olvida la consigna del impago propuesta en los años 80 por Fidel Castro

José Luís Rodríguez, vicepresidente y ministro de Economía de 1995 a 2009, calcula que Cuba está destinando al pago de la deuda externa un equivalente al 4% del Producto Interior Bruto (PIB) de la nación. Esto supondría una cantidad total de unos 3.000 millones de dólares en base a los datos publicados por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE). Según el organismo oficial, el PIB de Cuba en el pasado año fue de 77.150 millones de dólares.

El exfuncionario ha expuesto este cálculo en un artículo titulado Cuba: algunos resultados macroeconómicos visibles de la política económica actual (II) publicado por la revista cubacontemporanea.com en el que desgrana la evolución de las grandes cifras económicas de la Isla en los últimos años. "El manejo de la deuda externa ha logrado combinar exitosamente la renegociación de importantes adeudos con significativos volúmenes de condonación de pagos", señala.

Rodríguez se refiere además de las últimas renegociaciones exitosas en torno a la deuda, entre las que destacan las logradas con China, Japón y México además de la más importante: el acuerdo alcanzado con Rusia el pasado junio por el que se condonó el 90% de la deuda adquirida con la extinta Unión Soviética por un total de 31.700 millones de dólares. El resto de la deuda, 3.500 millones de dólares, será abonada en 20 plazos durante los próximos diez años.

Para Rodríguez, la inversión de un 4% del PIB en el pago de la deuda externa no solo es "un significativo esfuerzo" sino que resulta imprescindible para equilibrar la balanza y es "indispensable para expandir la inversión extranjera".

Atrás quedan los tiempos en que Fidel Castro intentaba recabar el apoyo de la comunidad latinoamericana para plantarse frente al pago de la deuda. El expresidente convocó una cumbre en La Habana en 1985, la Conferencia Continental sobre la Deuda Externa de América Latina y el Caribe, en la que expresó que la deuda externa del Tercer Mundo no sólo era imparable, "sino incobrable" y, por tanto, había que negarse a pagar para forzar a los países acreedores a negociar un nuevo orden económico.

Aunque los datos de deuda externa son manejados con discreción por el Gobierno, el Anuario Estadístico 2013 de la ONE aseguraba que la deuda externa cubana al cierre de 2011 era de 13.914 millones de dólares.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 18