La fe llega a ritmo de reguetón

Integrantes de La Union de izquierda a derecha: Osmel (Mr Jacke), Misael (Dj Misa), Ramiro (Pucio) y Randoll (El escogido). (14ymedio)
Integrantes de La Union, de izquierda a derecha: Osmel (Mr Jacke), Misael (Dj Misa), Ramiro (Pucio) y Randoll (El Escogido). (14ymedio)

Sexistas, duras y callejeras, así son la mayoría de las letras de reguetón que se escuchan por todos lados. Temas que hablan de celos y rivalidades, pero que también pueden transmitir mensajes muy diferentes. Bajo el nombre de La Unión, un grupo de jóvenes difunde la fe cristiana a ritmo de este género urbano tan popular en Cuba.

La agrupación, fundada en 2013, promueve sus composiciones y videoclips a través del paquete semanal, en la carpeta “sección cristiana”. Un trabajo musical que destaca en el panorama de los creadores de la Isla, al combinar dos elementos que parecen contrapuestos: religión y reguetón.

Dispuestos a derrumbar esos prejuicios, Ramiro ( Pucio), Osmel ( Mr Jacke), Randoll ( El Escogido) y Misael ( Dj Misa), componen y cantan para los jóvenes que han nacido con este milenio. Una generación acostumbrada a elegir a la carta los materiales audiovisuales que consume y para la que son muy familiares las memorias flash, Zapya y los teléfonos inteligentes.

En las presentaciones públicas de La Unión no se ve a bailarinas de lascivos movimientos, al estilo perreo, y sobre el escenario los cantantes tampoco llevan gruesas cadenas de oro colgadas al cuello

En tiempos de vértigo en el intercambio de contenido, los miembros de La Unión difunden sus canciones bajo el sello Kingdom Records, un estudio artesanal instalado en la casa de Dj Misa, en la barriada de Alamar.En esa zona de feos edificios y buenos músicos reinaron el rap y el hip hop en décadas anteriores.

En las presentaciones públicas de La Unión no se ve a bailarinas de lascivos movimientos, al estilo perreo, y sobre el escenario los cantantes tampoco llevan gruesas cadenas de oro colgadas al cuello. Aún Así los espacios donde cantan se repletan y la gente corea sus estribillos, que ensalzan valores como la solidaridad o la amistad.

En una conversación con 14ymedio durante el rodaje de un material promocional en los alrededores de la fuente de La India, en La Habana Vieja, el director de la agrupación, Dj Misa, contó que desde el principio quisieron “llevar el mensaje de Jesús a los más jóvenes de este país” y les pareció “perfecto” utilizar la música urbana “como una estrategia”, porque “eso es lo que más escuchan en las calles”.

El músico está por estos días inmerso en un remolino de preparativos para un concierto que ofrecerá la agrupación el próximo 17 de febrero en el céntrico cine Riviera. El lanzamiento de un nuevo videoclip también lo llena de orgullo, aunque nada ha sido fácil para llegar hasta el punto en que están ahora.

Los inicios de La Unión no estuvieron exentos de “algunas trabas”, comenta Dj Misa, porque pocas personas se habían atrevido “a mezclar la música cristiana con el reguetón”. Sin embargo, encontraron una buena aceptación entre los jóvenes y el pastor de la iglesia metodista de Alamar, Daniel Marín, que los apoyó incondicionalmente.

Una reciente encuesta realizada a jóvenes cubanos arrojó que entre sus ídolos se encuentran desde futbolistas como Cristiano Ronaldo y Leonel Messi, hasta reguetoneros como Yomil, El Chacal o el Príncipe, con una popularidad arrasadora entre los menores de 30 años.

En ese contexto, los músicos cristianos cuentan con una audiencia muy interesada en ritmos apegados a la realidad. Pero también se trata de un público acostumbrado a la crudeza de muchas composiciones donde se ensalza el machismo, la promiscuidad y la frivolidad. Son los temas que se escuchan en bares, cafeterías, taxis colectivos y hasta matutinos escolares.

Los músicos cristianos cuentan con una audiencia muy interesada en ritmos apegados a la realidad. Pero también se trata de un público acostumbrado a la crudeza de muchas composiciones donde se ensalza el machismo, la promiscuidad y la frivolidad

Dj Misa explica el apoyo que han recibido también de otros pastores. Opina que ha sido así porque muchos jóvenes “que han estado en las iglesias apagados y a punto de irse” luego de escuchar su música han vuelto con más alegría. Aunque lamenta que por temas de recursos solo pueden hacer “dos o tres conciertos al año”.

Tanto las presentaciones como los videoclips son producidos y financiados por ellos mismos, asegura el artista, quien se queja de que todavía “no existen las empresas que promuevan la música cristiana”. No obstante, han logrado presentarse en varios conciertos y en agosto del año pasado llenaron el cine Avenida.

El joven adquirió sus habilidades para la edición de audiovisuales de manera autodidacta, “cacharreando” y apuesta por difundir sus materiales musicales también a través de las redes sociales como Facebook o YouTube.

No descarta que La Unión llegue a la televisión y tiene pensado presentar su próximo video, Fanático a Jesús, en los premios Lucas del próximo año. Dj Misa está convencido de que su audiovisual “tiene la calidad de cualquiera de los que ahí se presentan” y muestra una factura “bien profesional”.

Mientras llegan a la pantalla chica, estos jóvenes músicos están consiguiendo un singular espacio en la música urbana nacional, un lugar donde la pesada terrenalidad del reguetón logra ganar espiritualidad y compromiso.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5