El Estado de derecho, a debate

Disidentes ponen sobre la mesa el concepto del multipartidismo durante un debate de la revista 'Temas'

Miembros del panel y parte del público durante el debate sobre el Estado de derecho. (14ymedio)
Miembros del panel y parte del público durante el debate sobre el Estado de derecho. (14ymedio)

Como parte de los encuentros habituales del Último Jueves que organiza la revista Temas, se celebró ayer un debate público sobre el Estado de derecho en Cuba en el Centro Cultural Fresa y Chocolate, del céntrico barrio del Vedado. En la discusión participó un grupo de panelistas.

En el intercambio de puntos de vista ejerció como moderador Rafael Hernández, director de la publicación, acompañado en el panel por los juristas Yan Guzmán y Jorge Bodes, el blogger Salvador Salazar y un representante del Centro Memorial Martin Luther King Jr., Joel Suárez.

Los miembros del panel coincidieron en que "en Cuba, el Estado de derecho actual tiene serias dificultades" y que una "República Martiana, con todos y para el bien de todos", donde estén incluidos "blancos y negros, los más ricos y menos ricos, con los mismos derechos" es el "horizonte" al cual se debe poner rumbo. No fue mencionada, sin embargo, la igualdad de derechos para individuos de posiciones políticas divergentes.

La posibilidad de coexistencia entre partidos fue calificada como una "tremenda complicación" para alcanzar el "soñado Estado de derecho socialista". Hubo, en cambio, frecuentes críticas al "liberalismo burgués" en las intervenciones de los panelistas.

Por la parte del público, que tuvo la oportunidad de participar con la premisa de "no desviarse del tema en cuestión, ni hacer catarsis o discursos políticos", los planteamientos fueron más diversos, y las críticas más audaces. Inclusive figuras de la disidencia pudieron hacerse sitio entre la audiencia.

Eliécer Ávila, activista político e ingeniero informático, exigió saber si "tendría derecho a crear un movimiento en Cuba para reflexionar sobre todas estas ideas". Varios de los panelistas respondieron mostrando su disconformidad ante la posible existencia del pluripartidismo.

En una de las intervenciones más críticas, Ramón García apuntó que "si no llevara doce años en estos debates, creería que esto se trata de una broma". En Cuba "tenemos un Código penal fascista, propongo que revisen el Código de Mussolini, y estoy hablando desde el índice de peligrosidad, hasta el habeas corpus que viola el decreto 217" y agregó "nuestro derecho administrativo es la confesión del Estado policial, incluidas todas las potestades discrecionales que se ha otorgado él mismo".

A la salida, varios de los presentes en el evento conversaban sobre el impacto de estos debates. "¿A qué nivel se queda esta discusión? ¿Las ideas que se plantean aquí son atendidas por los dirigentes del país?", comentaba un joven periodista independiente.

"Nuestro propósito es que se difunda", apuntó Rafael Hernández. El director de Temas explicó que los debates no están dirigidos, en principio, a quienes "toman las decisiones" sino al "público en general". Aseguró, sin embargo, que no descarta que haya "funcionarios del gobierno interesados en estos intercambios de opiniones". Próximamente se publicará una compilación con las opiniones vertidas en este Último Jueves.

Los próximos debates serán el jueves 26 de junio con el tema La cuestión de la seguridad nacional y el jueves 31 de julio con La nostalgia de las disco tembas.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 21