Despliegue policial en La Habana en respuesta a un paro de taxistas

 Agente de policía perteneciente al despligue policial iniciado este lunes en reacción al paro de los taxistas. (14ymedio)
Agente de policía perteneciente al despligue policial iniciado este lunes en reacción al paro de los taxistas. (14ymedio)

Los residentes de La Habana se han despertado este lunes con un fuerte despliegue policial, motivado por el anuncio de una huelga de taxis privados. A una pregunta de 14ymedio, una uniformada aseguró que se trataba de "un operativo debido al sobreprecio de los boteros".

"A partir del día lunes 27 de febrero los transportistas de toda Cuba haremos una huelga. Solamente nos quedaremos en casa sin trabajar estos días", anunciaba un texto que circuló desde varios días antes por los medios alternativos de difusión. Sin embargo, muchos conductores se mostraron ajenos a la iniciativa o declinaron participar, según comprobó 14ymedio.

El malestar de los boteros ha ido en aumento desde que a principios de este mes las autoridades de la capital aplicaran tarifas fijas para los tramos en los recorridos de los taxis particulares. Esta decisión ha significado un frenazo en la ley de oferta y demanda que reguló la transportación privada de pasajeros durante más de dos décadas.

"Tienen miedo de que nos vayamos para la Plaza de la Revolución como el año pasado hicieron los bicitaxistas", comentó a 14ymedio un conductor que prefirió el anonimato y que este lunes decidió no trabajar. "Voy a quedarme toda la semana en mi casa, aunque pierda dinero, pero es mi derecho", apuntó.

Ante las presiones de las autoridades muchos conductores han reaccionado suprimiendo las paradas intermedias o seleccionando solo a aquellos clientes que hacen las rutas completas

Otros han salido a la calle como cualquier día. "Este timón es la comida de mi familia, no puedo darme el lujo de no trabajar", explica Reinier, un joven chofer que conduce un auto que renta al propietario del vehículo. Para los que trabajan bajo esa modalidad resulta más difícil sumarse a cualquier iniciativa de paro o protesta.

Los pasajeros se quejan de las demoras. "Llevó una hora y no he podido moverme de esta esquina", comentó una cliente que aguardaba en la intersección de Infanta y Neptuno a la espera de un taxi que hiciera la ruta hacia el municipio Playa. "La situación del transporte amaneció mucho peor hoy", agregó.

Ante las presiones de las autoridades muchos conductores han reaccionado suprimiendo las paradas intermedias o seleccionando solo a aquellos clientes que hacen las rutas completas. La respuesta de los transportistas ha sido menos almendrones en las calles, una forma de presionar a las autoridades para que den un paso atrás.

El llamado al paro de este lunes circuló de manera anónima y varios choferes han expresado a este medio sus dudas sobre la autenticidad de la convocatoria. No obstante, todos los consultados estaban enterados de la propuesta que se dio a conocer en blogs, sitios informativos y programas de televisión que se ven a través de las ilegales antes parabólicas.

"Somos víctimas cotidianamente de un asedio por parte de los agentes de la policía, de los inspectores estatales y otras entidades", advertía el texto. Los convocantes exigen acceso a un mercado mayorista, la disminución de los impuestos y la posibilidad de crear un sindicato independiente.

Según los últimos datos del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social, más de 535.000 personas trabajan por cuenta propia, de los que 54.350 se dedican al transporte de carga y pasajeros.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 23