Detenida la corresponsal de '14ymedio' en Camagüey, Sol García Basulto

La reportera Sol García Basulto fue detenida en la noche de este jueves por la Seguridad del Estado cuando viajaba hacia La Habana. La corresponsal de 14ymedio en Camagüey fue interceptada durante el trayecto hacia la capital por los oficiales que la esposaron y le decomisaron sus pertenencias. Cerca de las dos de la madrugada fue liberada y ha sido advertida de que no puede salir de la provincia durante 60 días.

El arresto ocurrió a las afueras de la ciudad, cuando el ómnibus fue detenido en el punto de control. Varios efectivos policiales entraron al bus, la esposaron y trasladaron en una patrulla hacia una unidad de la Seguridad del Estado del reparto Montecarlo.

"Nunca me dieron una explicación de por qué estaba siendo detenida", contó en una llamada telefónica con la redacción de 14ymedio en La Habana. "En la unidad puse resistencia a entregarle mis pertenencias, porque me quería decomisar el teléfono móvil y mis documentos".

"Me aguantaron violentamente entre seis personas: cinco hombres y una mujer y me quitaron todo lo que llevaba, con excepción del pasaporte".

"Tengo que ir cada miércoles a la unidad de la Seguridad del Estado porque estoy bajo proceso, por desobediencia"

"Tengo que ir cada miércoles a la unidad de la Seguridad del Estado porque estoy bajo proceso, por desobediencia", detalla. En caso de que no asista "se aplicará una medida retentiva", le informaron.

García Basulto se dirigía a la capital cubana para visitar la redacción de este diario y comenzar los trámites para viajar al extranjero. La reportera iba a solicitar este viernes una visa en el consulado de Panamá para participar en un curso de periodismo de investigación a partir de una invitación extendida por el Centro Latinoamericano de Prensa.

Colaboradora de la revista Hora de Cuba y reportera enfocada en temas culturales, García Basulto ha sido acosada en los últimos meses por su trabajo como periodista independiente. En febrero de este año fue interrogada por la policía política y amenazada para que no siguiera con su labor informativa.

"Mi trabajo no les agrada", escribió en días previos en un correo electrónico la reportera tras sufrir varias presiones. "Me advierten de que estoy constantemente vigilada y que estoy en sus manos", aseguró entonces.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 52