Los padres en el centro de atención

Un padre de la mano con su niño en las calles de La Habana (14ymedio)
Un padre lleva de la mano a su hijo en las calles de La Habana (14ymedio)

A la sombra del Día de las Madres, siempre con menos celebraciones públicas y una propaganda de más baja intensidad, los cubanos celebran desde 1938 el Día de los Padres. La iniciativa fue promovida por la escritora y artista Dulce María Borrero, quien ayudó a extender en la Isla el recordatorio de esa figura tan relegada cuando se homenajea a quienes cuidan y forman a los niños.

En una Cuba donde se conservan fuertes posturas machistas, el refranero popular exhibe numerosas frases a la manera de “madre solo hay una, pero padre es cualquiera” u otras más determinantes como “la madre es lo más grande”, que encierran de una forma muy estereotipada los roles de ambos progenitores.

Sin embargo, en los últimos años se percibe un aumento en el reconocimiento del padre como pilar fundamental en la educación de los niños y muchas parejas deshacen los esquemas de la mujer que atiende al bebé mientras el padre trabaja para mantener la familia. La legalidad laboral cubana comprende la posibilidad de que los hombres se acojan a una licencia de paternidad para cuidar de sus pequeños, pero muy pocos lo hacen.

En los últimos años se percibe un aumento en el reconocimiento del padre como pilar fundamental en la educación de los niños

Durante décadas el gobierno cubano subsidió la entrega de un cake de fiestas para cada familia por el Día de las Madres, pero los padres no corrieron igual suerte. Algo similar ocurre con las fiestas que se realizan en muchos centros laborales para homenajear a las mujeres en su día, una celebración que en muy pocas ocasiones ha tenido una contraparte en el caso de los hombres.

No obstante, las semanas previas a este Día de los Padres, las tiendas se convierten en un hervidero de gente que busca botellas de ron, máquinas de afeitar, colonias y ropa interior para regalar. En los últimos años también se ha extendido la costumbre de celebrar en un restaurante o en uno de los tantos lugares privados que realizan ofertas para la ocasión.

Este domingo, por 24 horas, los padres estarán en el centro de las atenciones y los besos.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3