Díaz-Canel pronuncia su primer discurso como presidente de Cuba en un foro internacional

El gobernante remarcó que las reformas que lleva adelante su administración se rigen por la premisa de "no dejar a nadie atrás"

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel en una foto de archivo. (ACN)
El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel en una foto de archivo. (ACN)

(Con información de agencias).- El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, aseguró este martes que las transformaciones económicas y sociales en Cuba se rigen por la premisa de "no dejar a nadie atrás", en sintonía con la nueva propuesta de la Cepal que propone acabar con la desigualdad para lograr un verdadero crecimiento en Latinoamérica y el Caribe.

"Trabajamos en un plan nacional de desarrollo hasta 2030 dentro del proceso de actualización del modelo económico y social cubano, iniciado en 2011 y regido por la premisa inviolable de no dejar a ningún ciudadano desamparado. Nunca aplicaremos las conocidas terapias de choque que solo afectan a los más necesitados", dijo.

Cuba se ha convertido en el país más envejecido de América, según datos oficiales. Este ha sido un proceso acelerado que sorprendió incluso a los especialistas, que habían calculado que el problema no se agudizaría antes del año 2025.

Con un sistema de pensiones insostenible a mediano plazo, recesión económica y un previsible impacto en los servicios sociales producto del envejecimiento poblacional, el país enfrenta uno de los mayores desafíos de su historia.

Con un sistema de pensiones insostenible a mediano plazo, recesión económica y un previsible impacto en los servicios sociales producto del envejecimiento poblacional, el país enfrenta uno de los mayores desafíos de su historia

Díaz-Canel demostró su apoyo al nuevo derrotero proyectado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), durante la apertura este martes en La Habana del 37º período de sesiones de ese organismo de las Naciones Unidas, que la isla presidirá temporalmente durante el bienio 2018-2020.

En su primer discurso como presidente cubano ante un foro multilateral, Miguel Díaz-Canel reiteró que su país mantendrá la "cooperación solidaria sobre la base del respeto mutuo, la ayuda desinteresada y la complementariedad" con las naciones de la región.

"Pese a carencias y dificultades mantendremos esta voluntad siguiendo el principio de compartir lo que tenemos, no lo que nos sobra", señaló el primer mandatario cubano sin apellido Castro desde que se implantó la Constitución socialista de 1976.

Agregó que -como demuestran estudios de la Cepal- América Latina y el Caribe es la zona más desigual del mundo, una "consecuencia del imperialismo, el neoliberalismo y las políticas macroeconómicas que durante décadas favorecieron a las trasnacionales e hicieron más profundas las diferencias".

Para Díaz-Canel "no hay más opción que avanzar en la integración regional y el desarrollo con equidad, que conduzcan a revertir la pirámide por la cual en los principales países de la región el 1% se apropia de una enorme parte de las riquezas".

La brecha entre ricos y pobres solo se cerrará "con la distribución equitativa de ingresos" para lo cual los Estados deberán garantizar "el acceso a la alimentación, el trabajo, la educación de calidad, la salud, la cultura y mejores condiciones de existencia", añadió.

El presidente cubano no hizo alusión a los índices de pobreza de su país ni a la perenne crisis en que vive sumido el campo cubano, lo que provoca que la Isla tenga que importar más del 60% de los productos que consume

El presidente cubano no hizo alusión a los índices de pobreza de su país ni a la perenne crisis en que vive sumido el campo cubano, lo que provoca que la Isla tenga que importar más del 60% de los productos que consume.

"Sabemos que no habrá desarrollo sin paz, ni paz sin desarrollo", insistió el presidente cubano, quien defendió que las políticas públicas de los recientes gobiernos de izquierda en Latinoamérica condujeron a "exitosos resultados de progreso social y crecimiento económico que sacaron del hambre y el analfabetismo a decenas de millones de personas".

Díaz-Canel también abogó por la equidad en el acceso a las tecnologías de la comunicación, a pesar de que su país es uno de los más desconectados del mundo y el monopolio estatal de telecomunicaciones ofrece a precios prohibitivos el acceso a internet y telefonía celular.

En ese mismo tono, llamó a reflexionar sobre "la creciente monopolización de los medios y el intento de imponer a través de ellos un pensamiento único, el consumismo, la manipulación de la voluntad de las personas y valores, muy alejados de las realidades y aspiraciones regionales". En Cuba todos los medios de comunicación son propiedad del Estado y obedecen a la línea editorial impuesta desde el Partido Comunista.

Además, el mandatario insistió en la necesidad de luchar contra el cambio climático que "afecta a todos en una u otra medida", aunque la peor parte la llevan los estados del Caribe, donde "estas amenazas se multiplican e imponen enormes tensiones sobre las economías".

Miguel Díaz-Canel subrayó que estas condiciones "suponen un trato especial" para los países caribeños, muy afectados por huracanes y sequías, "y a la vez mayor apoyo, solidaridad y cooperación".

El año pasado, los huracanes Irma y María asolaron buena parte de los países caribeños, dejando tras de sí miles de millones de dólares en daños -unos 13.500 millones fue la cifra que dió el Gobierno de Cuba- y provocando decenas de muertes.

__________________________________________________________________________

El equipo de   14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 77