EE UU y Cuba hablarán este martes sobre las expropiaciones de la Revolución cubana

Palacete de la Condesa de Revilla de Camargo, hoy Museo de Artes Decorativas de La Habana, una de las viviendas expropiadas después de la Revolución. (Pinterest)
Palacete de la Condesa de Revilla de Camargo, hoy Museo de Artes Decorativas de La Habana, una de las viviendas expropiadas después de la Revolución. (Pinterest)

(EFE).- Representantes de los Gobiernos de Estados Unidos y Cuba se reunirán este martes en La Habana para hablar por primera vez sobre las propiedades expropiadas a estadounidenses durante la Revolución cubana, informó este lunes el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby.

"EE UU y Cuba celebrarán su primera reunión de Gobierno a Gobierno sobre las discusiones de reclamaciones en La Habana este martes", indicó el lunes en su rueda de prensa diaria Kirby, que detalló que la delegación diplomática estadounidense estará liderada por la asesora legal del Departamento de Estado, Mary McLeod.

El asunto de las expropiaciones es uno de los más espinosos entre los dos países y está ligado al embargo económico que pesa sobre la Isla, porque EE UU decretó el embargo a Cuba en parte para reaccionar a la decisión de Fidel Castro de nacionalizar empresas extranjeras, lo que afectó a compañías y bancos estadounidenses.

"Esta reunión inicial permitirá a las dos partes intercambiar información sobre una variedad de reclamaciones", explicó Kirby.

EE UU considera la resolución de estas espectaculares reclamaciones como una prioridad para la normalización de relaciones

El portavoz indicó que la diplomacia estadounidense pondrá sobre la mesa el caso de miles de personas y corporaciones que perdieron sus casas, granjas, fábricas o negocios azucareros tras la Revolución y que formalizaron sus reclamaciones en EE UU a través de una comisión especial del Departamento de Justicia.

"El Gobierno de Cuba también ha presentado quejas contra el embargo de EE UU", indicó el portavoz, que rechazó dar más detalles sobre la postura de Cuba, que nunca ha reconocido como legítimas las acciones legales de ciudadanos estadounidenses para recuperar sus antiguas propiedades en la isla caribeña.

"La reunión es el primer paso de lo que esperamos que sea un largo y complejo proceso. EE UU considera la resolución de estas espectaculares reclamaciones como una prioridad para la normalización de relaciones", destacó el vocero de la diplomacia estadounidense.

La semana pasada, en Washington, comitivas de ambos países se reunieron por segunda vez para tratar de alcanzar un acuerdo de cooperación para luchar contra el narcotráfico, con la posibilidad de realizar un próximo encuentro técnico sobre el tema en La Habana en verano de 2016, a propuesta de Cuba.

En diciembre de 2014, los presidentes de Cuba y EE UU, Raúl Castro y Barack Obama, anunciaron su decisión de restaurar sus vínculos diplomáticos, rotos desde 1961, un proceso que culminó el pasado 20 de julio con el restablecimiento formal de relaciones y la reapertura de sus respectivas embajadas.

Ahora, los dos países viven una nueva etapa hacia la normalización plena de relaciones con numeros escollos, como las expropiaciones de la revolución cubana, el reclamo de Cuba de la Base Naval de Guantánamo y las profundas diferencias sobre la situación de las libertades políticas en el país caribeño.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8