Empresas estatales: competir o extinguirse

El secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, Ulises Guilarte de Nacimiento, en el programa Buenos Días.
El secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, Ulises Guillarte de Nacimiento, en el programa 'Buenos Días'.

Las empresas estatales cubanas, piedra angular de la centralizada economía del país, podrían estar a punto de sufrir un gran revés con un nuevo proceso de revisión. La inspección que concluirá el próximo mes de noviembre evaluará aquellas entidades que presentan pérdidas y podría determinar la extinción de muchas de ellas, según informó este lunes el periódico Trabajadores.

Entre las medidas que se adoptarán ante las empresas que no muestren rentabilidad, estará también la redefinición del tratamiento organizativo y salarial de sus trabajadores. El análisis debe concluir antes del próximo periodo de sesiones del Parlamento, que se celebrará en diciembre y será el último de este año.

El secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), Ulises Guillarte De Nacimiento, advirtió en la prensa oficial de que el país se encamina a "un contexto económico en el que no primará de manera absoluta el monopolio". El también miembro del Consejo de Estado hizo un llamado a "promover el pensamiento creativo del sistema empresarial para generar la competitividad" .

Entre las medidas que se adoptarán ante las empresas que no muestren rentabilidad, estará también la redefinición del tratamiento organizativo y salarial de sus trabajadores

En unas declaraciones salpicadas por las palabras "ganancias", "resultados" y "eficiencia", el funcionario abordó el tema de otorgar nuevas facultades a las empresas del sector estatal en busca de un mayor grado de autonomía y flexibilidad. Aunque reconoció que por su naturaleza específica algunas empresas podrán operar con pérdidas, afirmó que para mantenerlas "la facultad de aprobación (...) es del Consejo de Ministros".

La misión de los sindicatos durante este proceso, según Guillarte De Nacimiento, será velar para "seguir elevando el rigor en la evaluación de esas empresas y movilizar a los colectivos de trabajadores para asegurar que estas saquen a flote sus reservas potenciales de eficiencia".

El sindicalista no aludió, sin embargo, a que los trabajadores puedan rechazar o discutir la definición de "no rentable" que se le adjudique a su empresa, ni exigir recompensas o indemnizaciones en caso de pérdida del empleo. La CTC volverá a colocarse en esta situación del lado de la dirección de las entidades revisadas y de las directivas llegadas desde el Estado.

No obstante, Guillarte De Nacimiento reconoció que "al final son los trabajadores quienes pagan las consecuencias, porque sus ingresos se ven afectados cuando una entidad no alcanza los resultados previstos".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 22