La ministra de Educación reconoce que la cobertura docente es una asignatura pendiente

Aula de preescolar de una escuela primaria en Holguín. (Fernando Donate)
Aula de preescolar de una escuela primaria en Holguín. (Fernando Donate)

El déficit de maestros frente a las aulas marcará el inicio del curso escolar 2016-2017. El próximo período lectivo cuenta con una cobertura del 94,2% de personal docente, sin contar el empleo de suplentes, según han confirmado las autoridades del Ministerio de Educación (Mined) durante un encuentro este sábado con la prensa oficial.

A lo largo del país, unas 10.600 instituciones educativas recibirán a partir del lunes 5 de septiembre a cerca de 1.700.000 alumnos. Sin embargo, completar el plantel docente sigue siendo una asignatura "con arrastre" aseguró la titular del sector, Ena Elsa Velázquez Cobiella.

Entre el 13 y el 23 de agosto un equipo del Mined, liderado por la ministra, realizó un recorrido por todas las provincias del país y el municipio especial Isla de la Juventud para revisar la situación de los centros escolares en cada territorio.

Durante el periplo se hizo un llamado a buscar soluciones alternativas para paliar el déficit de profesores, para lo cual el Mined ha echado mano de 1.000 jóvenes universitarios contratados a lo largo de todo el país para impartir varias asignaturas, especialmente en las escuelas primarias y secundarias.

A pesar de esas soluciones de emergencia, La Habana, Mayabeque y Artemisa suman un déficit de 585 docentes

La reincorporación de profesores retirados se mantiene también este curso, en el que se busca reducir la cantidad de "maestros sobrecargados", explicó la ministra. Las autoridades esperan también sumar un mayor número de asistentes, auxiliares pedagógicas y miembros del consejo de dirección que compartan la responsabilidad en las aulas.

Velázquez Cobiella llamó a "atender más a los maestros" para frenar el éxodo de personal hacia otros sectores. La organización de ferias industriales y agropecuarias con un horario accesible para los educadores, junto a un mejor acceso a subsidios para la reparación de viviendas, fueron algunas de las propuestas para apoyar a los docentes "no solo en el orden moral sino también en lo material".

Sin ofrecer cifras globales que ilustren el déficit de maestros a nivel nacional, los directivos del sector han proporcionado este sábado algunos datos por territorio y han hecho un llamado a seguir elevando la calidad de la educación.

La Habana presenta el cuadro más desfavorable en cuanto a la falta de maestros y en este curso deberán trasladarse a la capital unos 2.800 profesores de otras provincias para intentar paliar el problema. Los docentes se mantendrán bajo la condición de internos en albergues habilitados para la ocasión.

A pesar de esas soluciones de emergencia, La Habana, Mayabeque y Artemisa suman un déficit de 585 docentes. La situación toma tintes graves en la enseñanza preescolar, donde queda un centenar de plazas desocupadas en La Habana (77), Mayabeque (19) y Matanzas (4).

La provincia de Matanzas también presenta un escenario desfavorable, en especial el municipio cabecera, Cárdenas, y Ciénaga de Zapata. En esta zona faltan 137 educadores, reconoció Raúl Hernández Galarraga, director provincial de Educación.

Los centros escolares matanceros precisan de unos 1.000 profesionales para cubrir las plazas vacantes en la enseñanza de secundaria básica, muchas de las cuales están ocupadas de manera provisional por maestros jubilados y estudiantes universitarios.

Los números en Ciego de Ávila llegan a los 663 profesionales de la educación ausentes y el déficit en Villa Clara asciende a "más de 1.000 maestros", según reconoció recientemente la directora de Educación, Esperanza González Barceló.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 33