Controversia en Espacio Laical tras la salida de Veiga y González Mederos

El editor y vice-editor de la revista afirman haber sido liberados de sus cargos mientras el Consejo Editorial asegura que ambos renunciaron

La salida de Roberto Veiga y Lenier González Mederos como editor y vice-editor de Espacio Laical se ha visto envuelta en la polémica al desmentir la revista que ambos hubieran sido liberados de sus respectivos cargos, tal y como habían anunciado en una nota pública esta madrugada.

"Queremos informarles que después de una década de intenso trabajo ─en la que pretendimos ayudar a construir caminos de prosperidad y estabilidad para nuestra patria─ hemos sido liberados de nuestras obligaciones como editor y vice-editor de la revista. Ha sido un verdadero placer haber podido compartir con ustedes este tiempo, aferrados todos al anhelo de que es posible construir una Cuba mejor. Sin ustedes esta bella aventura no hubiese tenido lugar", rezaba la nota de Veiga y González Mederos.

La revista, sin embargo, ha desmentido rotundamente esta versión y ha emitido un comunicado en el que se asegura que "nadie los obligó a renunciar. Nadie les exigió, pidió, o siquiera les sugirió que renunciaran". "Simplemente hicieron efectiva una renuncia que habían anunciado en más de una oportunidad (...) En alguna ocasión anterior dijeron categóricamente que renunciaban, y se les disuadió de hacerlo. Esta vez se les aceptó la renuncia".

El hecho se produce en un momento en que la Archidiócesis de La Habana había redefinido las funciones de este medio para dejar de ser el órgano de prensa del Consejo de Laicos para convertirse en proyecto del Centro Cultural Félix Varela.

Este es el motivo por lo que el rector de ese centro, el presbítero Yosvany Carvajal, asume la nueva dirección de la publicación. Aunque se había anunciado que tanto Veiga como González Mederos habían sido ratificados como editor y vice editor, tras la renovación del Consejo Editorial, trascendió que ambos habían solicitado ser liberados.

14ymedio contactó a Roberto Veiga quien, claramente emocionado, dijo no estar en condiciones de prestar ninguna declaración pública. Manifestó que es un momento donde se impone la reflexión y que aún no ha decidido cuáles serían sus próximos pasos.

Espacio Laical se había convertido en un escenario donde se estaban debatiendo temas candentes de la actualidad nacional. De alguna forma empezó a ser la plataforma de lo que se ha dado en llamar una "oposición leal". Esto ha sido visto desde sectores de la oposición como un juego con el gobierno; y desde sectores oficialistas como un peligroso caballo de Troya.

Entendidos en los entresijos eclesiales comentan que la salida de los dos intelectuales puede ser parte de una estrategia para allanar el camino al nuevo arzobispo de La Habana, que no ha sido nombrado aún. En cambio, otros se preguntan a quién se intenta complacer: ¿a los que comulgan con las autoridades o a quienes se le oponen?

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4