Fuerte operativo policial contra comerciantes y transportistas

Desde horas tempranas de este sábado un fuerte operativo policial tuvo como objetivo a trabajadores por cuenta propia, vendedores ambulantes y transportistas privados en Santiago de Cuba. Los efectivos de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) refirieron que la redada se dirigía contra los altos precios de los productos cárnicos en los mercado agropecuarios y la venta de papa en las redes ilegales de distribución.

La mayor parte de los arrestos y multas ocurrieron en los repartos Venceremos y Altamira de Santiago de Cuba. Los uniformados llegaron desde las primeras horas de la mañana y exigieron a los vendedores que mostraran la documentación de su licencia para ejercer la actividad comercial. Hasta el mediodía, el saldo de la operación era el decomiso de decenas de kilogramos de carne de cerdo y miles de pesos en multas.

Romilio Jardines, vendedor de cárnicos y productos agrícolas fue multado con 700 pesos cubanos, aunque refirió que no le fue retirada la mercancía. Sin embargo, afirmó que "ellos vinieron preparados por si uno se negaba”. El operativo incluyó a fuerzas especiales, conocidas como “boinas negras” que rodearon los mercados de la zona y las calles principales de ambos repartos.

Alexander Benítez estuvo entre los comerciantes que sufrió el decomiso de sus productos. "Yo me encontraba vendiendo carne de cerdo a 27 pesos la libra en el portal de mi casa y ellos llegaron y pidieron patente”, cuenta este santiaguero. “Cuando vieron que no tenía licencia me decomisaron la carne, la pesa y también me multaron con 1.500 pesos". Benítez refiere que se dirigió a la policía para que le devolvieran la pesa “pues era prestada” pero “me esposaron y subieron al carro de policía”.

Uno de los vendedores furtivos, que prefirió el anonimato, confirmó que era cierto que "muchos cuentapropistas tienen la carne muy cara y la libra de papa a siete pesos, pero el gobierno en los mercados estatales no la tiene a ningún precio”. Los residentes en la provincia se quejan de que el tubérculo aún no ha sido distribuido a la población a través de la red de mercados estatales, aunque en otras ciudades ya ha comenzado la venta.

No solo los vendedores de productos cárnicos y agrícolas estuvieron en el objetivo del operativo policial, también los choferes de carros y motos resultaron pesquisados. Entre ellos el conductor de un camión de transporte privado que fue multado con 2.500 pesos y al que le fue también retirada la matrícula. A un motorista de una empresa estatal también le fue impuesta una sanción de 30 pesos por no haber realizado el cambio de matrícula al nuevo sistema que se ha venido implementando en el país.

Al comenzar la tarde muchos eran los comerciantes y transportistas multados en los repartos Venceremos y Altamira, pero una vez que la policía comenzó a retirar sus efectivos, los alrededores de los mercados agropecuarios volvieron a llenarse lentamente de vendedores y choferes.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 13