La economía cubana se contrajo un 0,9% del PIB en 2016

Una sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
Una sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

(con información de EFE).- La economía cubana cierra el año con una contracción de 0,9% del producto interior bruto, por debajo del 1% previsto, según anunció el ministro de Economía y Planificación, Ricardo Cabrisas Ruiz, este martes durante la última sesión de 2016 de la Asamblea Nacional.

El titular de la cartera reconoció que la Isla experimentó a lo largo de los últimos 12 meses "limitaciones financieras" debidas a la disminución de los ingresos por exportaciones, las dificultades económicas de algunos de los principales socios del país relacionadas con la caída de los precios del petróleo y la contracción de los suministros de combustibles procedentes del exterior, además del mantenimiento del embargo comercial por parte de EE UU.

En 2016, la explotación de minas cayó un 5% y el ministro ratificó también la "tensa situación existente con la disponibilidad de divisas, el incumplimiento de los ingresos previstos por las exportaciones y el insuficiente suministro del combustible", causados por la reducción de los envíos de crudo subsidiado por parte de Venezuela.

Cabrisas pronosticó un incremento del 2% del PIB para 2017

Cabrisas, sin embargo, pronosticó un incremento del 2% del PIB para 2017, gracias sobre todo al crecimiento de la industria azucarera y del sector hotelero, así como de transporte, almacenamiento, comunicaciones, suministro de gas y agua, la agricultura, silvicultura, comercio y la industria manufacturera.

El ministro destacó que en 2016 la generación de energía eléctrica creció un 4,2% y se estima para 2017 un incremento de hasta el 4,65% en el uso de fuentes renovables. En cuanto a la importación de alimentos, según previsiones oficiales ascenderá a 1.750 millones de dólares, con un incremento de 82 millones respecto a lo previsto al cierre de este año. Insistió en que se debe evitar el desvío y el robo de combustible que "lamentablemente está presente" en el sector estatal cubano, el cual "sale a la luz en los controles".

Cabrisas reconoció que la participación de la inversión extranjera sigue siendo muy baja y que se ha recaudado apenas un 6,5% del total deseado.

El ministro de Economía destacó también la necesidad de elaborar un programa a medio plazo para "revertir la crítica situación de la industria alimentaria" y "evitar el pago de salarios sin respaldo productivo".

El ministro reconoció que la participación de la inversión extranjera sigue siendo muy baja y que se ha recaudado apenas un 6,5% del total deseado

Tras crecer un 4% en 2015, el Gobierno cubano pronosticó un aumento del PIB del 2% para 2016, objetivo que a mitad de año rebajó al 1% debido a "dificultades financieras coyunturales".

La actual crisis que atraviesa Venezuela hizo que el país suramericano redujera el envío de crudo subsidiado a la Isla en el primer semestre de 2016, por lo que el Gobierno de La Habana se vio obligado a contactar a aliados como Rusia, Argelia y Angola, en busca de nuevos socios comerciales.

Ante esta coyuntura, analistas económicos han vaticinado una probable recesión económica en el país, que podría retrasar la marcha de las reformas raulistas.

Sin embargo, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) prevé que en 2017 el crecimiento económico de Cuba comenzará a acelerarse paulatinamente por la regularización de envíos de combustible desde Venezuela y el empuje de los sectores de telecomunicaciones, turismo, construcción y agricultura.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11