El Gobierno lanza una ofensiva ideológica en el día de los Derechos Humanos

Una integrante del movimiento opositor Damas de Blanco es arrestada durante una demostración por el día internacional de los Derechos Humanos en diciembre de 2015. (EFE)
Una integrante del movimiento opositor Damas de Blanco es arrestada durante una demostración por el día internacional de los Derechos Humanos en diciembre de 2015. (EFE)

Desde hace varios años el Gobierno cubano ha sumado la batalla ideológica en internet a los operativos policiales por el día internacional de los Derechos Humanos. El volumen de etiquetas que despliega en las redes sociales y las consignas oficiales publicadas en foros online, contrastan con el poco acceso a la gran telaraña mundial que padece la población de la Isla.

Cuba tiene una de las tasas de penetración de internet más bajas del hemisferio, con solo el 5% de la población, pero este sábado su presencia en la gran telaraña mundial superará con creces a otras naciones más conectadas. Las autoridades han preparado una avalancha de mensajes de apoyo para difundir lo que llaman “los derechos humanos de los que go­za la juventud cubana”.

Para la ofensiva virtual han sido convocados estudiantes universitarios, miembros de la Unión de Jóvenes Comunistas y adolescentes de la enseñanza media

Para la ofensiva virtual han sido convocados estudiantes universitarios, miembros de la Unión de Jóvenes Comunistas y adolescentes de la enseñanza media. La batalla política en la red de redes estará acompañada por actividades y festejos en decenas de parques y plazas a lo largo del país.

“Tengo que ir, pero entre col y col lechuga, porque publico en Twitter lo que me piden y de paso aprovecho y me conecto con algunos amigos a través de Facebook”, explica a este diario un estudiante de la especialidad de Historia en la Universidad de La Habana, que participa en la ofensiva digital.

La prensa oficial ha llamado a la cita un “avispero” que se realiza bajo el lema “Mi Cuba con derechos”. Las actividades no solo recuerdan la Jornada Na­cional por los Derechos Humanos sino que también se proyectan como un homenaje “al principal defensor de los humildes, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz”, según reza la convocatoria.

No es la primera vez que las autoridades denominan como “avispero” a este tipo de demostraciones. En octubre pasado La Colina universitaria fue el epicentro de otra cita contra el embargo de Estados Unidos y con acceso gratis a Internet para todos los que participaron. La escalinata se llenó de jóvenes, más interesados en navegar por la web que en denunciar al vecino del Norte.

Las actividades previstas para este sábado incluyen también competencias deportivas, espectáculos culturales, venta de libros y presentaciones de materiales audiovisuales. Los lugares elegidos para los festejos, coinciden en muchos casos con puntos en los que tradicionalmente la oposición se manifiesta durante el día de los Derechos Humanos.

En la sección Al Derecho de la revista informativa de la mañana, el profesor de la facultad de derecho de la Universidad de La Habana, Luis Sola Vila. El académico aseguró que “en nuestro país la Declaración Universal de Derechos Humanos toma vigencia con el triunfo de la Revolución, innegablemente”.

Sola Vila recordó que Cuba es firmante de varios tratados, como el refrendado contra la tortura, la discriminación de la mujer y la discriminación racial, pero omitió que el Gobierno de la Isla no ha ratificado aún el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

Desde horas tempranas de la mañana varios activistas denunciaron operativos policiales alrededor de sus viviendas y advertencias de la Seguridad del Estado para que no salgan a la calle

En medio de la intensa campaña ideológica que han desarrollado los medios oficiales para la ocasión, ha brillado por su ausencia cualquier alusión a los derechos de asociación o de libertad de expresión.

Desde horas tempranas de la mañana varios activistas denunciaron operativos policiales alrededor de sus viviendas y advertencias de la Seguridad del Estado para que no salgan a la calle. La sede de las Damas de Blanco en el capitalino barrio de Lawton amaneció rodeada por la policía política, según un reporte del disidente Ángel Moya.

Controladas las fuerzas opositoras, desplegado el ejército de seguidores en internet y preparadas las celebraciones en los parques cubanos, el oficialismo espera apuntarse otra victoria ideológica en este día de los Derechos Humanos.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 99