El Gobierno impone precios máximos para los productos agrícolas

Los nuevos precios en el mercado del Ejército Juvenil del Trabajo en la calle Tulipán, La Habana. (14ymedio)
Los nuevos precios en el mercado del Ejército Juvenil del Trabajo en la calle Tulipán, La Habana. (14ymedio)

En la batalla que desde principios de este año libra el Gobierno cubano contra el alza de los precios de los alimentos se ha lanzado este martes una nueva escaramuza. A partir de este 3 de mayo, varios productos agrícolas seleccionados tendrán precios máximos de venta, según ha decretado el Ministerio de Finanzas y Precios y publicadas en la Gaceta Oficial.

Las autoridades justifican la medida con el argumento de no quedarse "con los brazos cruzados ante la irritación de los ciudadanos por el manejo inescrupuloso de los precios por parte de intermediarios". Su puesta en práctica abarcara a los mercados gestionados por empresas estatales y cooperativas, pero no se extiende a los llamados de "oferta y demanda", en manos del sector privado.

Este martes, en el mercado habanero del Ejército Juvenil del Trabajo (EJT), en la calle 17 y K, en el Vedado, los clientes recibían la noticia con opiniones divididas. "Ahora hay que darle seguimiento a todo esto y se necesitan inspectores honestos, que no tenemos", comentaba un jubilado, quien asegura que "todavía falta mucho por hacer, porque los precios siguen sin corresponderse con los salarios, mucho menos con las pensiones".

Otros se mostraron más escépticos, como Catalina, empleada de una Tienda Recaudadora de Divisas (TRD), que vaticinó una caída en la calidad de los productos y la desaparición de muchos otros, ya que "el país no tiene productividad". Sus mayores temores se centran en las viandas, como la malanga, ue adquiere para su madre, que padece una "úlcera en estado avanzado".

La regulación de importes máximos busca "aumentar de manera gradual la capacidad de compra del peso cubano", según asegura la nota oficial, como parte de un conjunto de medidas anunciadas el pasado 22 de abril referentes a los precios de otros productos de primera necesidad.

"Todavía falta mucho por hacer, porque los precios siguen sin corresponderse con los salarios, mucho menos con las pensiones", afirma un jubilado

La nueva resolución desglosa en seis puntos las indicaciones para topar el precio de una veintena de productos entre viandas, hortalizas, frutas y granos. Estos precios máximos "se corresponden con los productos de primera calidad" mientras a los de segunda se les aplicará un descuento del 20%, y a los de tercera otro del 40%.

Sin embargo, en la lista no aparecen otros productos de gran demanda que aún tienen precios muy elevados, como la carne de carnero o de cerdo. Esta última ha experimentado un alza en el último año y ha rebasado en algunos mercados de La Habana los 50 CUP por libra, el equivalente a más de dos salarios diarios de un profesional.

En el céntrico mercado de la calle San Rafael, en manos de comerciantes privados, no se percibía la mañana de este martes agitación ni preocupación. Leo, un joven que gestiona una tarima de venta de frutas cree que nada de eso les afecta, ya que son medidas que "se toman hoy y ya mañana no funcionan". Sin embargo, sospecha que decisiones de esta naturaleza van dirigidas a "cerrar todos los caminos" a los vendedores particulares.

El reto, a partir de ahora, será lograr un aumento en la producción en el campo, un acopio sostenido y una eficiente distribución desde el surco a la tarima, aspectos que tradicionalmente han supuesto el talón de Aquiles en el empeño de garantizar el abastecimiento de productos agrícolas a la población.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 24