Holguín, asediado por el mosquito ‘Aedes Aegypti’

Un operario fumiga una vivienda en la ciudad de Holguín. (14ymedio)
Un operario fumiga una vivienda en la ciudad de Holguín. (14ymedio)

Una indeseable presencia se ha hecho más constante por estos días en la provincia de Holguín. A la fuerte sequía le han seguido las ansiadas lluvias y con los torrenciales aguaceros los focos del mosquito Aedes Aegypti aumentan. Según la prensa local, unos 30.000 holguineros están expuestos al virus del dengue, que transmite el insecto.

En esta batalla el Gobierno local ha invertido más de 1,5 millones de pesos, sin obtener los resultados esperados, como muestran los datos ofrecidos por la Dirección de Higiene y Epidemiología. Las autoridades aseguran que el vector traspasó las fronteras de los repartos 26 de Julio, Pueblo Nuevo, Hilda Torres, Harlem, y llegó al Libertad, Alcides Pino, Palomo, Nuevo Llano y Centro Ciudad Norte, donde abarca un amplio perímetro comprendido entre las calles Frexes, Carretera a Gibara, Avenida Capitán Urbino y la 31 de Vista Alegre, con la aparición de dengue en todos ellos.

Se pronostica que en junio y julio, meses que favorecen al indeseable vector por el clima y la lluvia, podría desencadenarse una transmisión epidémica y la aparición de pacientes con dengue hemorrágico. El complicado panorama ha obligado a las autoridades sanitarias a intensificar las labores de saneamiento, pero sigue golpeando el déficit de 300 operarios para el apoyo del control de la fumigación dentro de viviendas y locales.

Ante la gravedad de la situación, la dirección municipal de Salud ha solicitado fuerza de trabajo en diferentes instituciones estatales, pero la respuesta no ha sido la esperada.

Se pronostica que en junio y julio el clima y la lluvia podrían desencadenar la aparición de pacientes con dengue hemorrágico

Yendri Bermúdez Estupiñán, un exoperario de la campaña antivectorial, dijo a 14ymedio que se trabaja todos los días, en jornadas de más de ocho horas, cargando casi todo el tiempo un equipo de fumigación de 65 libras de peso y expuestos a la intoxicación por la manipulación de la Cipermetrina, producto químico empleado en el control de los mosquitos.

Se queja también del almuerzo que, aunque está garantizado diariamente, es poco y de baja calidad. El salario de 625 pesos al mes no logra mantener estable la fuerza de trabajo en el sector.

Como último recurso, las autoridades municipales han pedido ayuda a las Fuerzas Armadas Revolucionarias, que movilizan en rotación semanal más de un centenar de soldados, dijo a la televisión local Julio César Velázquez García, jefe del Departamento de Control de Vectores de la Dirección Provincial de Salud.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5