La policía impide a Joanna Columbié abordar un avión con destino a México

Joanna Columbie, miembro de la academia 1010 de Somos+. (Cortesía)
Joanna Columbié, miembro de la Academia 1010 de Somos+. (Cortesía)

La policía impidió a la activista Joanna Columbié abordar un avión este lunes con destino a México. El auto en que viajaba la disidente fue interceptado camino al aeropuerto y un oficial de la Seguridad del Estado le advirtió que no le permitirían salir al extranjero, según declaró a 14ymedio tras ser liberada.

Columbié tenía planeado participar en un encuentro debate de la Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD) a celebrarse en la ciudad de México. La reunión está prevista para esta semana y fueron invitados cuatro activistas de la concertación política que reúne a varios grupos opositores y proyectos sociales.

Manuel Cuesta Morúa, Boris González, Roberto Díaz y Eroisis González eran los otros participantes en la cita mexicana. Hasta el momento este diario no ha podido precisar si los cuatro activistas lograron abordar el vuelo o alguno de ellos fue detenido dentro del aeropuerto de La Habana.

“En el encuentro iba a estar el secretariado de la MUAD junto a otros miembros fuera de la Isla”, explica Columbié. La activista precisa además que la Fundación Konrad Adenauer participó en la organización de la cita.

“Salí de la casa en un taxi y cuando iba llegando cerca del Parque Lenin una patrulla con el número 784 nos detuvo. Me dijeron que los acompañara y además me pidieron el teléfono por lo que no pude hacer ninguna llamada”, precisa la también miembro del Movimiento Somos+.

Leandro le advirtió que en los últimos meses ella había “elevado mucho el perfil” y que eso podía provocar su deportación hacia el poblado de Céspedes en Camagüey

En el auto policial estaba un oficial de la Seguridad del Estado que Columbié reconoce de arrestos anteriores y que se hace llamar Leandro. Fue conducida hasta la playa de Bacuranao, al este de la ciudad, donde el hombre le advirtió que tendrían “una conversación larga” y que no podría viajar a México.

“Pregunté las razones pero solo me dijo que quería conversar”, recuerda la activista. Leandro le advirtió que en los últimos meses ella había “elevado mucho el perfil” y que eso podía provocar su deportación hacia el poblado de Céspedes en Camagüey, donde Columbié vivía antes de residir en la capital.

El oficial le advirtió que se alejara de “la contrarrevolución” y la amenazó que “a partir de ahora” su vida iba a ponerse “muy mala”. El hombre insistió en que no la dejarían salir del país.

“Esto es una total arbitrariedad”, opina Columbié. “Han llegado al punto [las autoridades] de hacer acciones totalmente arbitrarias sin buscar ni siquiera un pretexto”. La activista no descarta emprender acciones legales ante la Fiscalía Militar para denunciar lo sucedido.

Durante el año 2016 la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) documentó un total de 9.940 detenciones arbitrarias. Una cifra que “sitúa al Gobierno de Cuba en el primer lugar en toda Iberoamérica”, apuntó el informe de la organización independiente.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11