La Letra del Año vaticina estallidos sociales y migratorios

Representantes de la Comisión Organizadora de la Letra del Año Miguel Febles Padrón y la Sociedad Cultural Yoruba. (Manuel Cuesta Morúa/14ymedio)
Representantes de la Comisión Organizadora de la Letra del Año Miguel Febles Padrón y la Sociedad Cultural Yoruba. (Manuel Cuesta Morúa/14ymedio)

Este sábado se dio a conocer la Letra del Año confeccionada por babalawos cubanos, que vaticinaron un 2016 sacudido por “los estallidos sociales” y “migratorios”. Las predicciones de la deidad mayor Ifá fueron anunciadas en la sede de la Sociedad Cultural Yoruba, en La Habana.

En esta ocasión se unieron por primera vez la independiente Comisión Organizadora de la Letra del Año Miguel Febles Padrón, con la oficiosa Sociedad Cultural Yoruba para realizar la ceremonia de apertura del año y confeccionar la Letra. Según los babalawos, para este 2016 la divinidad regente es Oggún, mientras que Oshún hace las veces de divinidad acompañante.

Oggún es la deidad que ostenta el poder sobre el monte y los caminos. Hijo de Obatalá y Yemu tiene un carácter vigoroso y testarudo, además de estar representado por el metal. Protege a los militares y a los soldados, pero también a los agricultores y a los médicos cirujanos. El orisha está asociado a la virilidad, al fuego y al ímpetu de la juventud.

Oshún reina sobre las aguas y simboliza el amor y la fertilidad. Se sincretiza en la fe católica con la Virgen de la Caridad del Cobre, cuyos devotos celebran este año el centenario de su declaración como Patrona de Cuba. Una coincidencia que no pasó desapercibida para muchos de los presentes en la conferencia de prensa que tuvo lugar en el local de la calle Prado.

La Letra llama a “lograr un equilibrio entre los salarios y el alto costo de los artículos de primera necesidad”, un tema muy sensible para la población cubana

Frente a un centenar de personas, entre ellos corresponsales de la prensa nacional y extranjera, el babalawo Lázaro Cuesta evocó la necesidad de que la unidad de ambas entidades en la confección de la Letra sea un primer paso para la confluencia de todos los que en Cuba siguen y practican esta religión.

La Letra del Año llamó a tener cuidado con enfermedades digestivas y neurológicas, además de prestar atención a las epidemias. Entre los acontecimientos de interés social que vaticina para los próximos doce meses están los “estallidos migratorios” y “estallidos sociales provocados por la desesperación”.

El texto, distribuido de forma gratuita entre los participantes, recoge 15 recomendaciones para Cuba y el resto del mundo, entre ellas la utilización del diálogo “como herramienta importante en la solución de los conflictos”. Aunque advierte también de un “peligroso aumento de actos terroristas”.

Se incluyen en la Letra llamados a “evitar la contaminación ambiental” y “garantizar la recogida de basura”, además de “lograr un equilibrio entre los salarios y el alto costo de los artículos de primera necesidad”, un tema muy sensible para la población cubana.

La comisión organizadora de la Letra del Año Miguel Febles Padrón ha sido por años tolerada pero no reconocida desde la oficialidad. No obstante la versión de su Letra  aventajaba en popularidad a la de la Sociedad Cultural Yoruba y era presentada durante los primeros días del año en la llamada Casona en la calle Lagueruela y la avenida de 10 de Octubre en La Víbora.  

Con una invitación a continuar trabajando por el encuentro de la diversidad de religiones y creencias en Cuba, terminó esta conferencia de prensa que, al decir de Lázaro Cuesta, refleja el intento de “hacer las cosas de forma diferente, para obtener resultados diferentes”.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 21