Liberado uno de los activistas que protestaron el pasado 26 de julio en la ciudad de Santiago de Cuba

“Como estaban en plena calle, delante del público nos metieron dentro del cine Rialto y allí nos golpearon con las manos, y las botas", precisó el activista.

En la tarde de este miércoles fue liberado José Carlos Girón Reyes, uno de lo cuatro activistas del Comité de Ciudadanos Defensores de los Derechos Humanos que protagonizaron una protesta el pasado 26 de julio en Santiago de Cuba. Todavía continúan en prisión Alberto Antonio y Leonardo Ramírez Odio junto al padre de ambos, Alberto de la Caridad Ramírez.

En conversación telefónica con 14ymedio Girón Reyes confirmó que a las dos de la tarde de ayer miércoles ocurrió la primera entrevista que sostuvo con la policía desde su detención y que en ese mismo momento le comunicaron que sería liberado en pocas horas.

“Finalmente me soltaron a las cinco de la tarde sin decirme mucho más. Me liberaron sin cargos pero me advirtieron que no podía hacer ningún tipo de activismo”, agregó.

Según el activista durante los días que pasó en la unidad de Versalles los mantuvieron separados en distintas celdas. “Fueron momentos de bastante angustia, estábamos mal porque cuando nos detuvieron, nos golpearon. Dormimos en el piso, sin ningún tipo de avituallamiento e hicimos huelga de hambre ".

Levantaron la huelga con posterioridad y fueron trasladados a la unidad de Palacete.

“Como estaban en plena calle, delante del público nos metieron dentro del cine Rialto y allí comenzaron nos golpeaban con las manos, y las botas"

“En Palacete no me permitieron ver a mi familia, que estuvo todo el tiempo fuera esperándome. Ni siquiera les dejaron entregarme el aseo personal”, precisó el activista.

Sobre el momento de la detención recuerda Girón Reyes que después de esposados comenzaron a golpearlos:

Como estaban en plena calle, delante del público, y el transporte que habían solicitado no llegaba, nos metieron dentro del cine Rialto, ubicado frente a la escalinata de la catedral, y allí comenzaron nos golpeaban con las manos, y las botas. También utilizaron bastones contra nosotros hasta que llegó un carro del Partido. Entonces nos sacaron del cine a piñazos y nos llevaron a la unidad policial”.

Por su parte Reina Silvia González, esposa de Alberto Antonio Reyes, contó a 14ymedio que este miércoles pudo visitarlo por diez minutos pero no pudieron hablar mucho porque “había un agente de la Seguridad del Estado y un policía” acompañándolos. “Nada más pudimos conversar lo esencial. Me dijo que todo estaba bien y comieron un poco de las cosas que les llevé”, añadió.

González afirma además que los oficiales no le dieron respuesta alguna sobre el destino de su esposo, suegro y cuñado, que permanecen detenidos.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11