Nunca es tarde si la película es buena

Las autoridades decidieron no proyectar la película después de que su director, Jonathan Jakubowicz, sugiriese retirarla del festiva a modo de protesta. (14ymedio)
Las autoridades decidieron no proyectar la película después de que su director, Jonathan Jakubowicz, sugiriese retirarla del festival a modo de protesta. (14ymedio)

Después de más de tres meses de haber sido excluida del Festival de Cine de La Habana, la película Hands of stone se exhibirá en el cine La Rampa en la capital cubana. La cinta, basada en la vida del boxeador panameño Roberto Durán, no se proyectó en el evento a modo de penizalición, debido a que que su director, Jonathan Jakubowicz, se solidarizó con el realizador cubano Carlos Lechuga, cuya cinta Santa y Andrés fue censurada en la Isla.

Desde hace varias semanas la historia del pugilista panameño ha comenzado a circular ampliamente a través del popular paquete, en una copia de alta definición y doblada al español. Esta vez llega a la pantalla grande, aunque su estreno ha venido acompañado de muy poca cobertura en la prensa oficial.

En noviembre pasado Jakubowicz habló por teléfono con Lechuga para compartirle la idea de retirar su filme de la cartelera del festival. Después de esa llamada, los organizadores del evento dejaron de responder los mensajes del director venezolano para organizar la llegada de una copia de la cinta a la Isla.

La discreta proyección oficial de 'Hands of stone' es una pequeña victoria para su director y para los espectadores nacionales

"Como al día siguiente se anunció la muerte de Fidel Castro, pensé que era por eso, pero no escribieron más nunca. Supongo que prefirieron evitar una situación incómoda conmigo en La Habana, en un momento de tanta tensión", explicó el realizador a 14ymedio. Los organizadores de la cita cinematográfica aseguraron que el director "nunca mandó la copia de exhibición".

"Sentí que ir al Festival a mostrar mi película sería una hipocresía, como cuando yo veía a cineastas internacionales fotografiándose con Chávez mientras yo era perseguido", comentó en una entrevista a 14ymedio. "Me dio miedo convertirme en esa nefasta figura del artista que apoya al represor".

La discreta proyección oficial de Hands of stone es una pequeña victoria para su director y para los espectadores nacionales que llevan aguardando meses para verla en la pantalla grande. Jakubowicz vaticinó que "los cubanos sentirán la historia de Durán como propia"

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1