El huracán Matthew golpea severamente Guantánamo y pone rumbo a Florida

 

Después de tocar tierra en la costa sur de la provincia de Guantánamo, Matthew salió por un punto cercano a la ciudad de Baracoa y se dirige hacia las Bahamas y la costa del sur de Florida. A las seis de la mañana, el centro del huracán se localizaba en los 21.3 grados de latitud norte y los 74.6 grados de longitud oeste, posición que lo sitúa a unos 120 kilómetros al norte de la ciudad de Baracoa y a 100 kilómetros al nortenoroeste de Punta de Maisí.

Desde su salida de Cuba, Matthew ha perdido intensidad, con vientos máximos de hasta 205 kilómetros por hora. En este momento, se clasifica como intenso huracán de categoría 3 en la escala Saffir-Simpson, de un máximo de cinco, aunque las previsiones indican que volverá a la la 4 a medida que ascienda al norte. Su presión central ascendió hasta 962 hectopascales.

La pared del ojo del intenso huracán Matthew azotó por varias horas a los municipios de Imías, Maisí y Baracoa, en la provincia de Guantánamo, con vientos estimados entre 200 y 250 kilómetros por hora y rachas superiores. Las marejadas, los más de 200.000 evacuados y la pérdida de la comunicación con la zona más al este de la Isla han caracterizado las últimas horas en esa región cubana.

Matthew se mantendrá como un peligroso sistema hasta el jueves en la noche, a pesar de las fluctuaciones que ha experimentado en su intensidad y girará, acercándose a las costas de Florida y las Carolinas

Las previsiones del Instituto de meteorología cubano indican que los vientos huracanados afectarán a la provincia de Holguín en su ascenso al norte, mientras Camagüey seguirá sufriendo vientos con fuerza de tormenta tropical. También las lluvias continuarán en la mitad oriental, con acumulados entre 100 y 200 milímetros y serán superiores en algunas localidades y zonas montañosas.

Las inundaciones costeras persistirán, con una sobreelevación del mar de entre tres y cuatro metros y olas de seis a ocho metros al norte de las provincias de Guantánamo y Holguín. Al norte de Ciego de Ávila se iniciarán ligeras inundaciones costeras.

Matthew se mantendrá como un peligroso sistema hasta el jueves en la noche, a pesar de las fluctuaciones que ha experimentado en su intensidad y girará hacia el norte-noroeste este miércoles y posteriormente al noroeste, acercándose a las costas de Florida y las Carolinas una vez que haya azotado Bahamas.

Durante la noche del martes, 14ymedio contactó vía telefónica a varios baracoenses, quienes afirmaron que la furia del viento seguía siendo especialmente fuerte. Se ha cortado el servicio de electricidad y las transmisiones radiales en esa zona del oriente cubano y según explicaron las olas del mar penetraron la zona del malecón y la playa. Los ríos La Miel y Toa desbordaron sus cauces producto de las intensas lluvias.

“La situación es muy difícil. En estos momentos estamos todavía bajo el azote del viento”, explicó Juannier Rodríguez, un vecino de la ciudad de Baracoa a este diario.

Según Rodríguez la población teme por la falta de suministros una vez que pase el meteoro. “En la televisión explicaron que todo estaba garantizado y que se repartía alcohol y combustibles, pero en realidad eso no es verdad”, explicó.

Otras fuentes desde Baracoa explicaron que la ciudad estuvo bajo el ojo del huracán al filo de la medianoche. Sintieron que el viento cesó alrededor de 20 minutos y reinó la calma. Unos minutos después la pared sur del ciclón arremetió contra la urbe nuevamente.  

Según afirmó el doctor José Rubiera, jefe del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología, las comunicaciones con la estación meteorológica de Maisí se perdieron cuando los vientos alcanzaban los 107 km/h. La televisión cubana reportó el desplome del puente que comunicaba el municipio de Imías con Baracoa, dejando incomunicada la parte más oriental de la Isla.

Fuertes penetraciones del mar en el malecón de la ciudad de Baracoa. (EFE)
Fuertes penetraciones del mar en el malecón de la ciudad de Baracoa. (EFE)

El Viaducto de la Farola se encuentra cerrado por temor a deslaves y derrumbes. También ha trascendido que un almacén de medicamentos en Baracoa quedó sin techo, así como varias casas.

El más intenso huracán que ha afectado el Caribe en los últimos nueve años deja tras de sí una estela de destrucción en el extremo más occidental de Haití y el temor entre los vecinos de Baracoa que han visto olas de alrededor de 10 metros azotando su litoral y vientos huracanados que han hecho volar tejas y ramas de árboles.

La televisión cubana reportó el desplome del puente que comunicaba el municipio de Imías con Baracoa, dejando incomunicada la parte más oriental de la Isla

Tras esconderse los últimos rayos del sol los vientos huracanados alcanzaron en la zona más afectada los 200 kilómetros por hora, con rachas de hasta 250 kilómetros por hora en la provincia de Guantánamo. Una situación que se extendió hasta la provincia de Holguín.

Las lluvias también han afectado la región y desde las primeras horas de la mañana y hasta la tarde se reportaron precipitaciones de moderadas a fuertes en 132 estaciones del oriente cubano, aunque sin aumentos significativos en los volúmenes de las presas, según reportó el Instituto de Meteorología. Las precipitaciones más significativas ocurrieron en el municipio santiaguero de Contramaestre, con 66 milímetros y Mayarí Arriba, Holguín, con 54,7 milímetros.

Un patrón de trayectoria indica que Matthew se moverá "cerca o sobre partes del sureste y centro de Bahamas esta noche y el miércoles", y se aproximará al noroeste de este archipiélago en la noche del jueves.

A partir de ahora los peligros se desplazan a la costa norte cubana, donde se prevé penetraciones del mar y se ha declarado la alerta ciclónica para las provincias del centro y el oriente del país.


Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2