Muere 'Benigno', uno de los supervivientes de la guerrilla del 'Che'

Dariel Alarcón Ramírez Benigno. (Youtube)
Dariel Alarcón Ramírez Benigno. (Youtube)

Dariel Alarcón Ramírez Benigno, uno de los últimos supervivientes del grupo de guerrilleros que combatió junto a Ernesto Che Guevara en Bolivia, murió este jueves en las afueras de París a los 76 años, informó la agencia de prensa AFP.

Uno de los biógrafos del Che, Jean Cormier, detalló a la agencia francesa que el cubano "murió esta mañana en el hospital de Villejuif (sur de París), de un cáncer generalizado”, según le hizo saber la esposa de Alarcón Ramírez, quien se encontraba exiliado en Francia desde 1994.

En 1957, cuando solo era un joven campesino analfabeto, Benigno se sumó a los grupos que en la Sierra Maestra combatían bajo el mando de Fidel Castro para derrocar el Gobierno de Fulgencio Batista, cuyos soldados habían matado a su mujer.

Nacido en una familia muy humilde en la región de Manzanillo, tras el triunfo revolucionario Alarcón Ramírez fue reclutado por el Che para participar en una guerrilla en África y en 1966 parte con éste a la campaña de Bolivia. Estuvo entre los tres cubanos que sobrevivieron a la emboscada del ejército boliviano donde murió el Che.

De aquella batalla escaparon también los cubanos Harry Antonio Villegas Pombo y Leonardo Tamayo Urbano, y tres bolivianos conocidos como Darío, Ñato e Inti. Fueron perseguidos por más de 2.000 kilómetros hasta que cinco de ellos lograron llegar a Chile, donde el entonces senador Salvador Allende los ayudó a salir del país.

A su regreso a Cuba se le encomendó la formación militar de guerrilleros internacionales y otras tantas peligrosas misiones, pero Benigno ya se sentía defraudado con el sistema

A su regreso a Cuba se le encomendó la formación militar de guerrilleros internacionales y otras tantas peligrosas misiones, pero Benigno ya se sentía defraudado con el sistema impuesto en la Isla, como contaría tiempo después.

Su libro "Memorias de un soldado cubano" (1997), publicado el mismo año en que se conmemoró el treinta aniversario de la muerte del Che, representa una dura crítica contra Fidel Castro y un diario del desencanto que experimentó su autor con la Revolución cubana.

Durante su exilio en Francia colaboró con la reconstrucción de la biografía del Che y mantuvo una posición contraria al Gobierno de la Isla. Su libro nunca llegó a las librerías cubanas.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 60