Muere el musicólogo y escritor Leonardo Acosta

El libro ‘Un siglo de jazz en Cuba’ de Leonardo Acosta. (Portada)
Portada del libro ‘Un siglo de jazz en Cuba’ de Leonardo Acosta.

A los 83 años y tras una larga enfermedad, ha fallecido este viernes en La Habana el músico, periodista, escritor y musicólogo Leonardo José Acosta Sánchez. Laureado con el Premio Nacional de Literatura en 2006 y el Premio Nacional de Música en 2014, es considerado como una de las mentes más audaces que dio el siglo veinte cubano.

Acosta Sánchez nació en 1933 en la barriada del Cerro y en su juventud comenzó la carrera de arquitectura en la Universidad de la Habana, pero posteriormente realizó estudios de solfeo, teoría y apreciación musical, además de recibir clases instrumentales de trompeta y saxofón, con profesores como José R. Betancourt y Julián Orbón.

Durante los años 50 del pasado siglo trabajó en importantes orquestas de música popular en Cuba, Estados Unidos y Venezuela. Sus inquietudes musicales lo llevaron también a formar parte de grupos de jazz y a acompañar en sus presentaciones a intérpretes del feeling.

Acosta Sánchez compartió escenarios con agrupaciones y mñusicos como Havana Melody, Cubamar, Julio Gutiérrez, Rafael Somavilla, Benny Moré, Aldemaro Romero, Armando Romeu, José Antonio Méndez, Frank Emilio, Rosendo Ruiz Jr., El Niño Rivera, Chucho Valdés, Carlos Emilio Morales, entre otros.

Los críticos coinciden en señalar como la más ambiciosa de sus obras al volumen Un siglo de jazz en Cuba

Fue fundador en 1959 de la Agencia de noticias Prensa Latina, donde trabajó como corresponsal en México y Checoslovaquia, hasta su regreso a la música en 1969 como miembro del Grupo de Experimentación Sonora (GES) del Instituto Cubano del Arte e Industrias cinematográficos (ICAIC).

En el GES Acosta Sánchez sumó su talento al de Sergio Vitier, Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Eduardo Ramos, Noel Nicola, Emiliano Salvador y Leoginaldo Pimentel, todos dirigidos por Leo Brouwer.

La Orquesta Sinfónica Nacional le abrió sus puertas como solista y con posterioridad trabajó como redactor de la revista Revolución y Cultura. A partir de 1978 y hasta 1989 fue asesor musical de la Televisión Cubana.

Acosta Sánchez dejó una vasta obra ensayística entre los que se destacan sus textos dedicados a la obra de Alejo Carpentier, el barroco latinoamericano, la figura de José Martí y la música popular cubana. Los críticos coinciden en señalar como la más ambiciosa de sus obras al volumen Un siglo de jazz en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4