Najasa, un pueblo sin iglesia pero con tenacidad

Procesión de la Virgen de la Caridad, 'Cachita', en Najasa, Camagüey. (14ymedio)
Procesión de la Virgen de la Caridad, 'Cachita', en Najasa, Camagüey. (14ymedio)

Aunque en Najasa nunca hemos tenido una iglesia, muchos campesinos de este municipio camagüeyano mantienen su fe católica. En estas escarpadas tierras abundan los fieles devotos de la Virgen de la Caridad, que cada 8 de septiembre celebran su día y asisten a la procesión con la imagen de la Patrona de Cuba.

Cuenta mi abuela que en los tiempos en los que el Gobierno de Fidel Castro no quería la práctica del catolicismo, el novenario y la velada a la Virgen nunca se dejaron de hacer por estos lares, aunque había que hacerlos puertas adentro, en voz baja. En casa no faltaban las velas ni las flores en el altar.

Ahora toda la celebración comienza desde un día antes. Al amanecer del 7 de septiembre en la finca La Josefina se prepara un altar adornado con rosas, amapolas y mariposas amarillas. Se coloca lo más alto posible la imagen de la Virgen de frente a la puerta para que dé la bienvenida a todo el que llegue.

Cuenta mi abuela que en los tiempos en los que el Gobierno de Fidel Castro no quería la práctica del catolicismo, el novenario y la velada a la Virgen nunca se dejaron de hacer por estos lares, aunque había que hacerlos puertas adentro, en voz baja

Luego comienza la música, las bebidas y los preparativos para la comida, que incluye el acostumbrado cerdo asado. Ese día se hacen tres rezos, el último a la medianoche. Entonces escuchamos el tema Veneración del Trío Matamoros y lo cantamos como si fuera una oración más a la Patrona de Cuba.

Cuando finalmente llega el día de Cachita, nos sumamos a la procesión en el pueblo de Cuatro Caminos, un ritual que solo se ha podido realizar en los últimos ocho años, pues antes estaba prohibido por las autoridades.

Es sencillo pero conmovedor. Cuatro personas cargan en sus hombros un altar improvisado, en el cual va la Virgen adornada con flores y, detrás de ella, cientos de personas con velas encendidas. La ruta comienza en la casa de un fiel devoto, se camina hasta la mitad de la avenida del pueblo y se concluye en una pequeña casa que hace las veces de capilla de Najasa.

Muchos creen que la visita del papa Francisco a la Isla facilitará el añorado sueño de los residentes de Najasa: que el próximo septiembre Cachita salga a peregrinar desde su propia iglesia

El reverendo José Antonio Morales, nacido y criado en este municipio, además de un ejemplar maestro y excelente historiador, es quien lleva más de veinte años solicitando permiso al Partido Comunista de la zona y al Gobierno local para construir una iglesia en este municipio. Hasta el día de hoy la respuesta ha sido siempre no.

Muchos creen que la visita del papa Francisco a la Isla facilitará el añorado sueño de los residentes de Najasa: que el próximo septiembre Cachita salga a peregrinar desde su propia iglesia, aclamada por un pueblo que nunca la olvidó, ni en los años más duros.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5