Opositor depone su huelga de hambre tras promesa de no ser deportado

Vladimir Martín Castellanos, activista de la Unpacu en huelga de hambre. (Carlos Amel Oliva)
Vladimir Martín Castellanos, activista de la Unpacu que abandona la huelga de hambre. (Carlos Amel Oliva)

Vladimir Martín Castellanos depuso este lunes su huelga de hambre, tras la promesa de las autoridades de que no sería deportado a Santiago de Cuba desde Las Tunas, según confirmó a 14ymedio el militante de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu).

El opositor se mantuvo 32 días sin ingerir alimentos en su lucha por que se le permitiera inscribirse en el registro civil de Puerto Padre donde reside su esposa, Ileana Marrero. Con anterioridad y en varias ocasiones,  la Seguridad del Estado lo interceptó cuando intentaba hacer el trámite en el registro civil.

El lunes, un oficial que se identificó como el capitán Miguelito visitó a la esposa del opositor y le prometió que lo dejarían residir en el municipio

El lunes, un oficial que se identificó como el capitán Miguelito visitó a la esposa del opositor y le prometió que lo dejarían residir en el municipio. Al conocer la noticia, Martín Castellanos decidió deponer su huelga de hambre.

“Me siento bastante débil y comencé a tomar caldo” para recuperar fuerzas, comenta a este diario. “Quiero seguir en mi lucha y mantenerme con la Unpacu”, explica el activista.

Martín Castellanos, de 53 años, considera que las autoridades “esta vez sí van a cumplir” su palabra, pero apunta que no le dejaron ningún documento oficial que confirme la decisión. Un familiar del activista está organizando los boletos para “viajar mañana temprano hacia Puerto Padre”.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5