El opositor Óscar Elías Biscet confía en que Trump devuelva "esperanza de libertad" a Cuba

El CHLI premia cada año a los que considera líderes excepcionales que apoyan el avance de la comunidad hispana en Estados Unidos. (CHLI)
El CHLI premia cada año a los que considera líderes excepcionales que apoyan el avance de la comunidad hispana en Estados Unidos. (CHLI)

(EFE).- El opositor cubano Óscar Elías Biscet confió ayer en el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para devolver la "esperanza de libertad" a Cuba, por sus manifestaciones contrarias al Gobierno de Raúl Castro.

En declaraciones a Efe, el opositor, fundador del Proyecto Emilia para restaurar la democracia en la Isla y presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos, mostró su apoyo a Trump durante la Gala Anual del Instituto de Liderazgo Hispano del Congreso (CHLI), que lo galardonó con el Premio de 2017 al Liderazgo Internacional.

"Tengo mucha esperanza de que el presidente Trump, amante de la libertad, económica pero principalmente la de pensamiento y de posición de las ideas, puede estimular y llenar de esperanza al pueblo para querer conquistar esta libertad", dijo Biscet a Efe.

Biscet apostó por ese cambio en forma de "ruptura total con el régimen" y por "retirar para siempre" al presidente Castro para que no pueda evolucionar hacia "otra forma de tiranía más blanda"

El opositor sostuvo que Trump ha reconocido, desde que se convirtió en aspirante la presidencia de EE UU, la "tiranía" y la "falta de libertades políticas y religiosas" en Cuba, y que por ello "estimula a muchas personas en el mundo para sumarse al apoyo para la libertad y el cambio en la Isla".

Sin embargo, apostó por ese cambio en forma de "ruptura total con el régimen" y por "retirar para siempre" al presidente Castro para que no pueda evolucionar hacia "otra forma de tiranía más blanda", sino "a un Estado de derecho donde las libertades básicas sean respetadas y donde los juicios tengan garantías procesales".

El presidente de CHLI y excongresista Lincoln Díaz-Balart le hizo entrega del galardón "por su labor pacífica en pro de la democracia en Cuba" y porque "hasta el día de hoy continúa con su lucha no violenta por los derechos humanos desde dentro del país".

"Biscet personifica la dignidad de la Cuba que no claudica y simboliza el sacrificio y el amor por el país, por la república libre, independiente y soberana que volverá a ser", aseveró Díaz-Balart.

Este reconocimiento a Biscet se suma a la Medalla de la Libertad que le impuso en 2007 el entonces presidente estadounidense, George W. Bush.

Este reconocimiento a Biscet se suma a la Medalla de la Libertad que le impuso en 2007 el entonces presidente estadounidense, George W. Bush

Además, esta es la segunda visita a Estados Unidos del disidente, que ha estado preso en numerosas ocasiones y fue uno de los 75 condenados a penas de más 20 años de cárcel en 2003.

Hace seis años fue excarcelado, en un proceso de liberación que llevó a cabo el Gobierno de Cuba con la mediación de la Iglesia católica.

Biscet, que hizo una parada en Miami antes de llegar a la capital estadounidense, mantuvo diversas reuniones en el Senado y la Cámara de Representantes, señaló a Efe Marcell Felipe, directivo de Inspire America Foundation.

Entre las actividades desarrolladas en Miami y Washington, destacó su reunión el martes con el senador republicano Marco Rubio, que subrayó en un comunicado la "labor de inspiración" del opositor para los cubanos y para todos los que "viven bajo un sistema represivo (...) oprimidos por sus ideas, su fe o simplemente por estar en desacuerdo con lideres del Gobierno".

De hecho, al recoger el premio Biscet llamó a la solidaridad de los legisladores estadounidenses para "adquirir la democracia otra vez en Cuba".

El CHLI, fundado en 2003, premia cada año a los que considera líderes excepcionales que apoyan el avance de la comunidad hispana en Estados Unidos

En el acto, CHLI también reconoció al congresista republicano de Nueva Jersey y presidente del Comité de Apropiaciones de la Cámara de Representantes, Rodney Frelinghuysen, y al demócrata de Virginia y miembro del Comité de Asuntos Exteriores Gerald Connolly, por su apoyo "al avance de la comunidad hispana en Estados Unidos", a través del Premio al Liderazgo en el Servicio Público.

El año pasado, la organización galardonó al opositor venezolano Leopoldo López, quien permanece en prisión desde hace más de tres años, aunque fue su esposa, Lilian Tintori, quien recogió el premio.

El CHLI, fundado en 2003, premia cada año a los que considera líderes excepcionales que apoyan el avance de la comunidad hispana en Estados Unidos.

La organización, sin ánimo de lucro y no partidista, fue impulsada por miembros del Congreso y líderes corporativos para trabajar en favor del progreso económico y la responsabilidad social de la comunidad hispana.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 49