El Parque Nacional Caguanes sufre daños ambientales importantes por el paso de Irma

Quedaron destruidos muelles de atraque, la mayor parte de los caminos bloqueados y murieron 500 flamencos rosados, garzas, corúas, sevillas y cocos

Los manglares figuran entre los elementos más golpeados por Irma en esta zona del país. (visitarcuba.org)
Los manglares figuran entre los elementos más golpeados por Irma en esta zona del país. (visitarcuba.org)

(EFE).- El Parque Nacional Caguanes, situado en una zona reconocida como Reserva de la Biosfera y Sitio Ramsar desde el año 2000, recibió tal golpe por el impacto del huracán Irma que hoy se calculan los daños ambientales como millonarios. En las más de 22.000 hectáreas de mar, islotes y tierra firme del Parque Nacional Caguanes en Sancti Spíritus, quedaron destruidos muelles de atraque, la mayor parte de los caminos bloqueados por la vegetación y de acuerdo a un informe preliminar sobre daños, murieron 500 flamencos rosados, garzas, corúas, sevillas y cocos.

Algunos especialistas que decidieron conocer in situ la devastación ocasionada por el huracán tuvieron que llegar a nado a los lugares más afectados, refiere este lunes un reportaje publicado en el diario oficial Granma.

Los manglares figuran entre los elementos más golpeados por Irma en esta zona del país, según explicó el delegado del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) en Sancti Spíritus, Leonel Díaz Camero, quien resaltó la "urgencia" de cortar las ramas dañadas y talar los arbustos más afectados.

El experto prevé que el resto de la población vegetal se restablecerá naturalmente y se continuará la política de reforestación con los viveros y posturas existentes.

Los bosques naturales de Jobo Rosado, Topes de Collantes y Banao también sufrieron un fuerte impacto y se estima que su regeneración natural pueda resultar larga y compleja

Asimismo, un bojeo realizado tras el paso del evento meteorológico, a aproximadamente el 70% de la zona, se pudo constatar la presencia de avifauna en considerables proporciones.

Aunque la furia de los vientos y el mar no pudieron destruir los Cayos de Piedra -Lucas, Salinas, Fábrica, Obispo y Palma, entre otros- de la zona, que son formaciones geológicas del período Mioceno, reconocidas como únicas de su tipo en Cuba y el Caribe, el reporte indica que sí transfiguraron su espectacular paisaje.

Los bosques naturales de Jobo Rosado, Topes de Collantes y Banao, fundamentales como recurso turístico en esos territorios, también sufrieron un fuerte impacto y se estima que su regeneración natural pueda resultar larga y compleja.

El paso destructor del intenso huracán Irma desde el oriente al occidente por la costa norte de Cuba del 8 al 10 de septiembre pasados provocó la muerte de diez personas y dejó graves secuelas a infraestructuras estatales, viviendas, agricultura, comunicaciones, electricidad y los ecosistemas.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 2