Primero de mayo en Cuba: muchos compromisos, ninguna demanda

La marcha estuvo marcada por las alusiones al recién concluido VII Congreso del Partido Comunista y al 90 cumpleaños del expresidente Fidel Castro

A diferencia de años anteriores el acto no contó con la presencia de ningún mandatario extranjero

Desde las primeras horas de la madrugada miles de personas se congregaron en los alrededores de la Plaza de la Revolución para el desfile por el Día de los Trabajadores. (14ymedio)
Desde las primeras horas de la madrugada miles de personas se congregaron en los alrededores de la Plaza de la Revolución en La Habana para el desfile por el Día de los Trabajadores. (14ymedio)

Con el lema "Por Cuba: Unidad y Compromiso" se realizó este domingo un masivo desfile por el Día de los Trabajadores en varios puntos de la geografía cubana. La marcha en la Plaza de la Revolución de La Habana comenzó a las 7:30 de la mañana, contó con la presencia de unas 600.000 personas y estuvo marcada por las alusiones al recién concluido VII Congreso del Partido Comunista y al 90 cumpleaños del expresidente Fidel Castro, a celebrarse en agosto próximo.

Entre los miles de carteles que enarbolaron los trabajadores ninguno exigía reivindicaciones laborales ni aumentos salariales

Entre los miles de carteles que enarbolaron los trabajadores ninguno exigía reivindicaciones laborales ni aumentos salariales. Una peculiaridad de los desfiles por el primero de mayo que han tenido lugar en la Isla en el último medio siglo y cuya motivación principal ha sido mostrar la adhesión de los profesionales y obreros al sistema político.

La prensa oficial anunció previamente que a los festejos se sumarían por todo el país unos 200.000 trabajadores por cuenta propia, en representación del sector privado que ya suma más de medio millón.

En la tribuna y saludando a los participantes del desfile, que duró alrededor de una hora y media, estaban el presidente cubano Raúl Castro, recién ratificado como primer secretario del PCC; el primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez; José Ramón Machado Ventura, segundo Secretario del Comité Central del PCC y Ulises Guilarte de Nacimiento dirigente de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), la única organización sindical permitida en el país y que reúne a  3,4 millones de trabajadores estatales, privados y jubilados.

En el discurso que dio inicio al desfile, Guilarte de Nacimiento, también miembro del Buró Político, catalogó de “maniobras” los problemas que atraviesan varios gobiernos de izquierda en América Latina. En especial las protestas o procesos legales que cuestionan el ejecutivo en Venezuela y Brasil, además de Ecuador, Bolivia, Nicaragua y El Salvador.

El sindicalista también se refirió al proceso de normalización entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos, sobre el que aseguró que no será posible completarlo mientras “se mantenga el bloqueo económico, comercial y financiero contra nuestro país”, además de la presencia estadounidense en la base naval de Guantánamo.

Desde horas tempranas de la madrugada comenzaron a congregarse en los alrededores de la Plaza habanera trabajadores de varios municipios y de zonas cercanas a la capital cubana. La mayoría de ellos fueron trasladados en ómnibus pertenecientes a centros laborales y unos 3.257 vehículos que cubren las rutas de transporte urbano en la ciudad.

Las alusiones al 90 cumpleaños del expresidente Fidel Castro, también marcaron la jornada. (14ymedio)
Las alusiones al 90 cumpleaños del expresidente Fidel Castro, también marcaron la jornada. (14ymedio)

La marcha fue abierta por una representación de 40.000 maestros y profesores, en recordatorio a la Campaña de Alfabetización de la que este año se celebra el 55 aniversario. Según datos de la prensa oficial cubana, en la congregación participaron 1.600 invitados en representación de 68 países y 209 organizaciones sindicales. Sin embargo, a diferencia de años anteriores el acto no contó con la presencia de ningún mandatario extranjero y en la tribuna la figura foránea de más alto nivel fue el diputado del oficialismo venezolano Elías Jaua.

“La historia no la vamos a olvidar” repitieron en varios momentos los locutores que animaron el desfile, en alusión directa al discurso de Barack Obama en el Gran Teatro de La Habana

“La historia no la vamos a olvidar” repitieron en varios momentos los locutores que animaron el desfile, en alusión directa al discurso de Barack Obama en el Gran Teatro de La Habana, cuando el presidente de EE UU aseguró conocer la historia entre Cuba y Estados Unidos pero se negó a quedar “atrapado por ella”. Una referencia que molestó especialmente al oficialismo cubano.

El desfile transcurrió según lo pautado en la clausura de la cita partidista, el pasado 19 de abril, cuando Raúl Castro hizo un llamado a los trabajadores afiliados para mostrarle "al mundo", a través de una "entusiasta y masiva participación", la "unidad y el apoyo" a los acuerdos del Congreso y "al rumbo socialista e independiente de la Patria".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 117